Hay un montón de formas en que las personas usamos el aceite de coco. Desde suavizar la piel hasta tratar el eccema. Hoy quiero que sepas que también ¡es beneficioso para tu perro! Extraído de cocos maduros, el aceite de coco es un aceite comestible que a menudo se encuentra tanto en los alimentos como en los productos de belleza. Su alto contenido de grasas saturadas y triglicéridos de cadena media son muy saludables. Contiene una forma de ácidos grasos saturados con beneficios comprobados para la salud. Ayudan desde el control del peso hasta una mejor función cognitiva.

Desde aliviar los problemas de estómago y aliviar la piel irritada hasta prevenir infecciones y reducir las reacciones alérgicas. El aceite de coco también ha demostrado tener muchos beneficios para la población canina.

1. Agrega Aceite de Coco a las Comidas

Después de consultar con el veterinario de tu mascota, puedes considerar añadir aceite de coco a sus comidas como una forma de ayudar a equilibrar su tiroides. Esto significa que puede ayudar a los perros con sobrepeso a perder peso y ayudar a los perros más sedentarios a sentirse más enérgicos. Los estudios también han indicado que el aceite de coco puede mejorar la absorción de nutrientes y ayudar a contrarrestar los trastornos digestivos, como el síndrome de intestino inflamado y la colitis. También reduce la inflamación general en el cuerpo.

Comienza con no más de 1/4 de cucharadita para perros pequeños (las razas más grandes pueden manejar hasta una cucharada diaria). Asegúrate de que tu mascota no tenga problemas de peso o sea una raza propensa a la pancreatitis. El alto contenido de grasa del aceite de coco puede causar aumento de peso cuando no se usa adecuadamente.

jabon-de-coco-para-perros

2. ¡A Preparar Golosinas!

¿Te gusta hacer tus propias golosinas para perros? Considera el aceite de coco como base. Cuando se mezcla con especias antiinflamatorias como la cúrcuma, se convierte en una poderosa forma de ayudar a mantenerlo libre de enfermedades.

Sólo asegúrate de elegir aceite de coco orgánico, virgen y prensado en frío. Inmediatamente deja de ofrecérselo a tu perro si notas cualquier signo de malestar estomacal, como diarrea o reacciones alérgicas. Tu perro puede llegar a tener reacciones alérgicas al aceite de coco. Prueba entonces alternativas como el aceite de salmón y el aceite de linaza. Estos pueden ofrecer algunos de los mismos beneficios del aceite de coco debido a los ácidos grasos omega-3.

No sólo es probable que el aceite de coco haga irresistibles las croquetas de tu mascota. Como es un ácido graso de cadena media (MCFA), el aceite se absorberá directamente en el tracto gastrointestinal y se dirigirá al hígado. Ahí se metaboliza en energía para tu perro y ayuda a aliviar o incluso a prevenir problemas físicos y digestivos.

Algunos estudios han demostrado que alimentar a tu mascota con una dieta que incluya MCFA puede ayudar a disminuir el tamaño de los depósitos de grasa e incluso posiblemente ayudar a prevenir el aumento de peso. Todo ello al mismo tiempo que le proporciona a tu mascota un aumento de energía para ayudar a mejorar su rendimiento atlético y su resistencia.

3. Aplica Aceite de Coco a la Piel de tu Perro

Aplicar aceite de coco a la piel de tu perro puede ayudar a hidratar su piel. Esto puede pasar especialmente en los duros meses de invierno. También previene la descamación u otros signos de irritación. El aceite de coco es muy eficaz para hidratar y aumentar los niveles de lípidos en la superficie de la piel seca o caspa de tu perro.

Simplemente frota una pequeña cantidad en tus manos y masajea la piel. El aceite de coco también puede ayudar a que el pelo de tu perro luzca más liso y brillante. ¡Ten en cuenta que tu mascota puede lamerse un poco más frecuentemente ese día!

Si vives en un área boscosa o te gusta ir de excursión con tu perro, ten la seguridad de que el aceite de coco puede servir para repeler pulgas y garrapatas. También mantiene a tu mascota a salvo de enfermedades. Cuando se aplica al pelo de tu perro, el aceite de coco puede ayudar a repeler las plagas no deseadas que se enganchan en la piel. Algunas investigaciones han demostrado que también elimina los ácaros

shampoo-de-coco-para-perros

4. Usa el Aceite de Coco como Recubrimiento para las Píldoras

Cualquiera que haya tenido que darle una pastilla a su perro sabe que no siempre es la tarea más fácil. Si tu perro se ha dado cuenta de que la bola de mantequilla de cacahuete que le ofreces está enmascarando una pastilla, el aceite de coco se puede usar como un truco práctico para que tome sus medicamentos. Utilizado como un recubrimiento en las píldoras, no sólo puede hacer que tomar medicamentos sea más atractivo y agradable para tu mascota, sino que también ayudará a tu mascota a tragar la píldora con mayor facilidad.

5. Usa Aceite de Coco para Calmar las Heridas

Se considera que el aceite de coco tiene propiedades antibacterianas, antivirales y antifúngicas naturales. Si tu perro sufre de almohadillas agrietadas u otras cortaduras, puedes utilizarlo con seguridad como antibiótico tópico natural para curar y aliviar cualquier herida. Los perros que sufren de alergias estacionales también pueden obtener algún alivio del aceite de coco en este tipo de llagas.

6. Cepilla los Dientes de tu Perro con Aceite de Coco

Las propiedades antimicrobianas del aceite de coco lo convierten en una forma natural y deliciosa de limpiar los dientes de tu mascota. ¿A Firulais no le gusta que le cepillen los dientes? El aceite ayuda a eliminar las bacterias dañinas en el hocico de tu perro y evitar que se forme placa que puede provocar enfermedades dentales en primer lugar. Puedes aplicar el aceite de coco a los dientes de tu perro de la misma manera que lo haría con una pasta de dientes comercial. Con un cepillo de dientes para perros o incluso con tu dedo.