Como muchos humanos, los caballos también pueden desarrollar alergias estacionales, y los síntomas pueden ser tan variados como los de los humanos. Algunos de los alérgenos comunes para los caballos son los mismos que para los humanos, pero un caballo puede ser alérgico a sustancias altamente específicas. Con cientos de plantas y árboles polinizando en algunas épocas del año, puede ser difícil identificar al culpable exacto. En un gran rebaño de árabes, por ejemplo, una sola yegua puede estallar en un ataque de alergia cuando los Pinos Jack polinizan cada primavera. Para otro semental del mismo rebaño, podría ser una reacción a una marca particular de limpiador de aseo.

 

Causas de las Alergias en los Caballos

Las reacciones alérgicas en los caballos también se pueden caracterizar como urticaria, dermatitis o hipersensibilidad. En todo caso, los caballos pueden ser aún más susceptibles a las reacciones alérgicas que los humanos. Muchas sustancias pueden causar reacciones alérgicas en los caballos, y hay algunas personas que creen firmemente que los caballos se están volviendo más sensibles debido a la contaminación del aire, los alimentos y el agua. Algunos alérgenos comunes y bien conocidos para los caballos incluyen:

  • Alimentos y forrajes, incluyendo malezas que los caballos no deben comer.
  • Insectos
  • Polen de malezas, jardines y árboles
  • Aerosoles para el aseo personal
  • Champúes
  • Aerosoles para moscas
  • Productos químicos sintéticos o acabados en equipos
  • Polvo y moldes
  • Medicamentos o suplementos
  • Aerosoles para cultivos y otros tratamientos químicos aplicados a los cultivos forrajeros o a la deriva de los campos vecinos
  • Materiales de cama para establos

 

En resumen, cualquier cosa que su caballo pueda ingerir, inhalar o entrar en contacto con él puede potencialmente causar una alergia. Mientras que la mayoría de los caballos pueden hacer frente a la mayoría de los alérgenos, algunos caballos (como algunas personas) desarrollan sensibilidades profundas, incluso potencialmente mortales, sin ninguna razón obvia.

 

Síntomas Comunes de Alergias en los Caballos

como-se-cuidan-los-caballosMuchas reacciones alérgicas en los caballos comienzan con urticaria: el pelo se levanta ligeramente y se puede sentir una protuberancia en la piel del caballo. La urticaria puede ser pequeña o bastante grande. Eventualmente, el vello puede caerse de las colmenas, dejando manchas tiernas en la piel. También puede haber escamas de caspa y comezón o sensibilidad. La urticaria a menudo desaparece tan misteriosamente como ha aparecido, mientras que otras reacciones alérgicas tardan más tiempo en desaparecer. Los caballos pueden frotar sus colas en los postes de las cercas o lavar sus crines rascándose el cuello en los comederos, ramas o árboles.

Si el polen u otro irritante inhalado está causando el problema, su caballo también puede toser, tener una ligera secreción nasal y ocular (una secreción clara es perfectamente normal), o tener una respiración ligeramente áspera. Las reacciones alérgicas graves pueden incluir hinchazón edematosa causada por la acumulación de líquido acuoso en los tejidos. La dermatitis de contacto -un parche de piel visiblemente irritado– puede aparecer como un área sensible donde una pieza del culpable de la alergia ha estado en contacto con el caballo, o donde una sustancia tal como una loción para el cuidado personal o un aerosol para insectos ha penetrado a través del cabello.

 

Tratamiento de Alergias

Las reacciones alérgicas tienden a aparecer y desaparecer rápidamente, y en algunos casos, su caballo puede haber superado los síntomas antes de que haya descubierto qué los causó. También es posible que notes, que el caballo reacciona en la misma época cada año, o tal vez nunca más. Si las alergias no desaparecen rápidamente y le causan mucha angustia a su caballo, las pruebas veterinarias pueden ayudar a determinar qué es lo que desencadena la alergia.

Los corticosteroides o los antihistamínicos pueden ser útiles para calmar la reacción. Algunos propietarios sienten que han tenido éxito con los suplementos que aumentan la inmunidad, como los ácidos grasos omega-3, las algas verde-azules y la medicina tradicional china (MTC). La picazón y la irritación se pueden tratar con ungüentos, lociones o lociones tópicas calmantes.

razas-de-caballos-españoles

Prevención de las Alergias

La única manera segura de prevenir una reacción alérgica es separar el caballo del alérgeno. Esto puede ser más fácil decirlo que hacerlo, ya que puede ser necesario realizar pruebas extensas (y costosas) para averiguar qué es lo que está causando exactamente la reacción alérgica. Una vez que se ha determinado la fuente del alérgeno, se debe retirar la fuente o trasladar el caballo a otro lugar donde el alérgeno ya no esté presente. A veces ninguna de las dos cosas es posible, como cuando una especie vegetal en particular está muy extendida en toda una región.

 

Para los caballos con alergias graves e inevitables, su veterinario debería poder proporcionarle medicamentos para combatir los síntomas. Sin embargo, si el caballo está muy angustiado, la reubicación puede ser la única solución.