Dependiendo de con quién hable sobre salud animal, las alergias a los alimentos caninos se pueden considerar comunes y raras, y las alergias a los alimentos para cachorros aún menos comunes. La alergia a las pulgas es la más común. La atopia (o fiebre del heno) es la segunda más conocida. La alergia alimentaria se clasifica como la tercera en incidencia. Se estima que la incidencia es de 1% a 10% de la población total de perros. El diagnóstico es difícil y puede complicarse con otras alergias, como alergias a las pulgas o incluso alergias de contacto.

Hay alimentos venenosos a los que tu cachorro reaccionará con vómitos y diarrea o algo peor. La alergia alimentaria es otra cosa. Es una reacción exagerada del sistema inmunológico.

Alergias Alimentarias Caninas

Los anticuerpos son células especializadas del sistema inmunológico que protegen al cuerpo de invasores extraños, como virus y bacterias. Si estas células se vuelven sobreprotectoras pueden reconocer erróneamente sustancias inofensivas como las proteínas de la comida de su perro y atacarlo. La respuesta exagerada a estas sustancias, llamadas alérgenos, provoca los síntomas de alergia que percibirás en tu perro.

Los perros alérgicos a los alimentos reaccionan a uno o más ingredientes de una dieta. Por lo general el culpable es una proteína como la carne de res, la leche, el maíz, el trigo o los huevos, que son ingredientes proteicos comunes en los alimentos comerciales para mascotas. Los perros pueden reaccionar a cualquier proteína de la comida, siempre y cuando estén sensibilizados a ella. Algo que hace las cosas aún más complicadas, es que no todos los ingredientes están claramente enumerados en la etiqueta de los alimentos para mascotas.

 

alimentos-que-no-pueden-comer-los-perros

Síntomas de la Alergia Alimentaria

Los perros pueden desarrollar alergias a cualquier cosa, igual que sus dueños humanos. Para desarrollar una alergia, el perro debe haber estado expuesto a ella en el pasado. Esto estimula o sensibiliza el sistema inmunológico del cuerpo para que reaccione de manera exagerada. En otras palabras, un perro que nunca ha estado expuesto a pollos no sufrirá una reacción en el primer contacto, aunque puede desarrollar una respuesta alérgica con una exposición posterior.

El típico perro alérgico a los alimentos tiene dos años o más y sufre una intensa comezón general durante todo el año. La alergia a los alimentos caninos provoca a menudo vómitos o diarrea. Puede haber un mayor riesgo en los Terriers blancos de West Highland, Schnauzers miniatura, Golden Retrievers y perros Shar Pei. Tenga en cuenta que cualquier perro puede desarrollar alergias a cualquier edad, incluso los cachorros de hasta seis meses de edad.

 

Tratamiento de las Alergias Alimentarias

Al igual que en otras alergias, evitar el alergeno -el o los ingredientes alimentarios- alivia los síntomas. Una dieta de eliminación – supervisada por un veterinario – de 10 a 12 semanas de duración diagnostica la alergia alimentaria e identifica a los culpables.

El perro recibe una dieta especial que contiene fuentes de proteínas únicas que nunca antes había comido, por lo que no debería ser alérgico. Comúnmente esta dieta limitada de alérgenos contiene sólo una proteína y carbohidratos únicos, como conejo y patatas, o venado y arroz, que tu cachorro nunca ha comido antes. Sólo alimentándose con estos ingredientes únicos, cualquier signo de alergia alimentaria debería desaparecer. La reversión de los síntomas también ayuda a diagnosticar la afección.

Dietas Hipoalergénicas

El término «dieta hipoalergénica» significa que minimiza las reacciones alérgicas y, dado que cada perro es diferente, no existe una dieta hipoalergénica canina única para todos. La FDA dice que las dietas etiquetadas para controlar las alergias sólo pueden ser recetadas y distribuidas por los veterinarios, aunque también hay varios alimentos terapéuticos diseñados para este propósito en el mercado. Podría dispensar estos alimentos que su perro necesita cuando así lo decida .

cachorro-alergia-comidaEs comprensible que algunos propietarios se muestren reacios a someter a su mascota al tedioso proceso de diagnóstico de una dieta de eliminación que aún puede no identificar el problema. El ensayo de eliminación de alimentos puede ser costoso. Tan pronto desaparecen los signos de incomodidad, los propietarios optan por mantener al perro con ese alimento. Es importante discutir las opciones con su veterinario.

Las dietas terapéuticas prescritas por su veterinario son típicamente de mayor costo, y esto también puede ser un factor. A algunos perros alérgicos a los alimentos les va bien cuando prueban dietas comerciales a base de cordero y arroz. Si no han comido previamente estos ingredientes no debería haber problemas. Recuerde que las dietas a base de cordero y arroz a menudo contienen otros ingredientes. Esto puede hacer que su perro reaccione. De todas formas hay que mencionar que con el tiempo, los perros pueden volverse alérgicos a cualquier ingrediente único.

Las alergias no se pueden curar, pero se pueden controlar si se puede identificar la causa de los signos. Existen muchas causas para la picazón en la piel o vómito y sólo un veterinario puede diagnosticar la alergia canina. Identificar el alérgeno o alérgenos y tratar los signos debe ser una tarea conjunta entre usted y su veterinario.