Es importante proporcionar una variedad de alimentos para una dieta equilibrada y nutritiva para las aves de compañía. Para los loros más pequeños, como los periquitos y las cacatúas, un buen objetivo es una dieta que contenga un 25% de semillas, un 50 % de pellets y un 25% de alimentos frescos. En el caso de los loros más grandes, trata de obtener entre 50% y 60% de pellets y el resto de alimentos frescos y golosinas, así como una pequeña cantidad de semillas.

Hay momentos en que introducir nueva comida a pajaros quisquillosos puede ser un reto, pues  algunas son obstinadas en probar cualquier cosa nueva. Aquí hay algunos consejos para ofrecer nuevos alimentos a tu ave mascota, atraer su atención y hacer que pruebe algunas cosas nuevas.

¿Cuando iniciar?

Empieza joven si puedes. Las aves jóvenes suelen estar mucho más dispuestas a probar nuevos alimentos que las aves de más edad, que pueden estar «atrapadas en sus costumbres».

Si un alimento es totalmente nuevo para un ave, es posible que ni siquiera lo reconozca como alimento.

Ofrece comida nueva en un plato familiar con otros alimentos que sabes que a tu ave ya le gustan. Aunque tu ave sólo pruebe el nuevo alimento por accidente, es posible que decida que le gusta.

comida-pajaros-quisquillosos¿Cómo hacerlo?

Coloca un par de golosinas, como semillas de girasol, pasas o porristas, en un plato de comida nueva. Es probable que tu ave pruebe el nuevo alimento mientras extrae la golosina. La clave aquí es usar sólo un par de golosinas y hacer que tu ave excave a través de la nueva comida para llegar a ellas.

Ofrecer nuevos alimentos a primera hora de la mañana es útil, ya que es cuando muchos pájaros buscan comida de forma natural. Ofrécele alimentos nuevos a primera hora de la mañana, y luego dale su comida habitual un par de horas después.

Prueba diferentes formas de alimentos nuevos. Algunos pájaros prefieren las verduras crudas a las cocidas, mientras que otros prefieren lo contrario. A algunos les gustan las verduras cocidas calientes, otros las prefieren frías. Algunas aves podrían estar más dispuestas a probar un puré o incluso un jugo hecho de vegetales nuevos.

Un alimento que se ignora en un plato de comida puede ser consumido si se ofrece en una pinza a un lado de la jaula o en un área de juego. Trata de tejer hojas verdes a través de las barras de la jaula, y usando un clip para rebanadas de verduras o frutas.

Ofrece un trozo de maíz en la mazorca, que a muchos pájaros les gusta roer. Las frutas y verduras de color naranja o amarillo brillante a menudo atraen la atención. Prueba una mezcla de vegetales de colores brillantes, en trozos del tamaño de un bocado y mezclados entre sí (cocidos o crudos).

Dale hojas verdes recién lavadas y aún húmedas y colgadas de una pinza. Las gotas de agua pueden atraer la atención de tu ave.

Ofrécele Alimentos Después de Comer

Verte comer la comida puede ser toda la tentación que necesita tu loro. Intenta armar un escándalo, actúa como si esta fuera la mejor comida que hayas comido en tu vida. Tal vez incluso alimenta a otro miembro de la familia para ayudar a convencer a tu loro de que esto es algo que él/ella realmente quiere comer!

A la mayoría de las aves les gusta comer semillas recién germinadas, que son una excelente fuente de nutrición y a menudo son útiles para tentar a las aves a dar el salto de las semillas a las verduras.

Aunque tengas muchas ganas de introducir nueva comida a un pajaro quisquilloso, nunca hagas que un pájaro se muera de hambre para que pruebe un nuevo alimento.