Si quieres una mascota fuera de lo convencional y que no sea muy grande ¿Por qué no optar por una especie maravillosa como el erizo? Es un pequeño mamífero que se ha ganado su puesto bien merecido como un animal doméstico que cualquiera amaría tener en casa. Sin embargo, si tienes niños, deberías replanteártelo un poco.

Si estás decidiendo adoptar un erizo o ya es un hecho casi realizado, ¡esto es para ti! Te presentamos una mini guía que contiene las recomendaciones y consideraciones básicas para tener un amigo con púas en casa. De igual manera, recuerda que tener un animal en casa implica muchas responsabilidades, por lo que seguir investigando y conociendo la especie con la que convives es fundamental.

Características más peculiares

  • Los erizos son conocidos por sus púas que no son más que pelos huecos repletos de queratina, y aunque no son venenosas pueden causar dolor si te pinchan al sentirse amenazados y su mecanismo de defensa es enrollarse.
  • Miden entre 10 y 15 cm y pueden pesar 400 gramos a lo sumo. Por otra parte, son animales nocturnos y en el día duermen muchísimo en su madriguera.
  • Se comunican a través de muchos sonidos particulares que van desde gruñidos hasta chillidos según lo que quieran comunicar, y son altamente sensibles a sonidos bruscos o movimientos inesperados.
  • Realizan un ritual llamando ungimiento en el que perciben un olor desconocido y se dirigen hacia él para mordisquearlo untando su saliva en el objeto y así empieza a interactuar con su entorno.

Un erizo de mascota

Aunque no es un animal precisamente doméstico, con el pasar de los años se han adaptado a estos nuevos ambientes permitiéndole a numerosas familias y personas tenerlos en casa con total naturalidad sin que esto represente un estrés o daño para ellos, por eso el conocimiento amplio sobre la especie es imprescindible para que tenga un hábitat feliz y estable.

Asimismo debes tener claro que al ser un animal crepuscular es solitario y no podrás esperar de él grandes interacciones ni un comportamiento afectuoso o sociable, pero de seguro disfrutarás verlo salir al atardecer a hacer ejercicio o a buscar su alimento en la jaula, por lo que enriquecer su entorno con objetos como túneles y abundante vegetación será fundamental para su desarrollo natural.

Si deseas formar parte de él y de su vida puedes ofrecerle pequeños gusanos o fruta y verduras de vez en cuando, y para manipularlo es importante que uses guantes hasta que el pequeño se habitúe a este tipo de trato, porque sacará sus púas de inmediato y notarás una respiración agitada característica.

Cuidados básicos

mantener erizos sanos

Jaula

Debe ser grande y lo mejor es que tenga varios niveles. Se requiere instalar un nido donde pueda esconderse y cumplir otras necesidades. Para mayor naturalidad también es necesario colocarle troncos, hierbas, pasarelas y ruedas como la de los hámsteres. La temperatura debe estar entre los 25 y 27° y en el caso de ser una zona fría debe contar con una calefacción individual, o de lo contrario invernará. Por otra parte, procura que no sea con barrotes porque podría ahorcarse y preferiblemente de plástico.

Alimentación

El momento preciso es el atardecer y el amanecer que son sus periodos más activos. El alimento es distinto al nuestro, así que no pruebes darle de tu dieta. Se le debe ofrecer alimento insectívoro bajo en grasas para mamíferos, así como frutas y verduras. El agua es necesaria para su bienestar, así que le puedes instalar un dosificador en la jaula y que sea fresca y limpia.

Manipulación y limpieza

El contacto con el erizo y su relación con sus cuidadores toma tiempo, meses o semanas, así que la paciencia es primordial porque al principio te tendrá miedo. Lo más recomendable es empezarlo a manipular con guantes. De igual forma deja que te huela y que explore para que agarre seguridad.

Si hablamos de la higiene del animal, basta con tener aseada su jaula, puesto que los baños no son habituales en ellos y en el caso de que creas que lo requiere, consultarte con un veterinario o especialista en animales exóticos es lo más aconsejable.

Su salud general

Son animales saludables siempre que cumplas con los anteriores requerimientos y además que no lo expongas a cambios brucos de temperaturas, no lo dejes entrar en contacto con otras mascotas, no le coloques tanta comida porque pudiera sufrir de diarrea y mantén una limpieza regular y óptima para que no se enfermen por parásitos, hongos o ácaros.

Siguiendo esta mini guía y conociendo a grandes rasgos este precioso animal es posible llevarlo a casa para que tenga un nuevo hogar, y tú adquieras así la responsabilidad con tu pequeño amigo con púas. Son tan lindos y adorables que te encariñarás rápido y tomarás cada medida y cuidado con mucho amor y dedicación.