Saber qué comportamientos de gatos son normales es la clave para reconocer cualquier problema de comportamiento o cambio en su felino mascota. Una vez que sepa qué comportamientos debe esperar ver en su gato, podrá identificar mejor cualquier cambio que pueda ser motivo de alarma.

Cambios Agresivos de Comportamiento

gatos-comportamientos-extraños

Algunos gatos tienen un impulso de presa más fuerte y actúan agresivamente hacia los juguetes, los niños, otras mascotas o incluso hacia usted.

Este comportamiento agresivo es algo natural y a menudo normal que tendrá un gato predador si no tiene otra salida para cazar y atrapar. Pero si un gato que normalmente no ha sido agresivo comienza a actuar de repente, entonces esto es motivo de preocupación.

Un gato que normalmente no está pre-conducido y que silba, golpea, muerde, araña y es agresivo en general hacia otras mascotas y/o personas, probablemente está tratando de decirte algo.

El dolor y el miedo son a menudo las razones por las que un gato tiene un cambio de comportamiento que resulta en agresión. Los eventos que pueden hacer que un gato tenga miedo incluyen visitas negativas al veterinario o a las instalaciones de alojamiento, nuevos animales en el hogar o visibles desde el exterior, encuentros negativos con personas, nuevos olores en usted o en las pertenencias de su gato, y mucho más.

El dolor puede ser provocado por una cirugía reciente, un accidente que induce un trauma, como una cola que se atasca en una puerta, cirugías antiguas como el descolgado u otra amputación, una enfermedad dental o una enfermedad.

Resolver el comportamiento agresivo puede significar encontrar y eliminar la causa del dolor o el miedo, utilizar medicamentos y suplementos para el comportamiento y tranquilizar a su gato. La disciplina no es la solución para el comportamiento agresivo en los gatos.

Cambios en el Comportamiento Alimentario

Los gatos son criaturas del hábitat. Aprenderán rápidamente cuándo es la hora de comer si usted come alimento o que siempre hay comida disponible si usted elige dejar un tazón fuera. Si la velocidad de comer de su gato o la cantidad de comida consumida cambia drásticamente, entonces puede ser una indicación de un problema.

Si su gato está comiendo más alimentos de los que comía antes y no está aumentando de peso, es posible que quiera preguntarle a su veterinario sobre el hipertiroidismo.

Este es un problema común de la tiroides en los gatos mayores y hará que su gato nunca se sienta lleno, pero también evitará que aumente de peso. Las personas con gatos hipertiroideos sin tratar a menudo describen el apetito de su gato como voraz y que intentarán comer cualquier cosa que no esté clavada.

Si su gato empieza a comer menos o deja de comer del todo, es un buen indicio de que no se siente bien, tiene una enfermedad dental o está estresado. Por supuesto, algunos gatos son simplemente muy quisquillosos y prefieren ciertos sabores de comida, pero si su gato no está comiendo y también está vomitando, letárgico y/o perdiendo peso, debería pedirle a su veterinario que los revise.

Las bolas de pelo pueden funcionar por sí solas fuera del cuerpo, pero a veces se atascan en el tracto gastrointestinal, los tumores pueden causar problemas digestivos y otras enfermedades pueden hacer que el gato deje de comer.

Jugando Cambios de Comportamiento

Algunos gatos son naturalmente más juguetones que otros y, al igual que las personas, tienen personalidades individuales. Pero cuando un gato que juega regularmente ya no quiere jugar como antes, puede ser motivo de preocupación.

Un gato que no se siente bien o que siente dolor puede no querer saltar y perseguir juguetes. Una visita al veterinario puede estar en orden si su gato no vuelve a ser un gato juguetón normal después de un par de días.

Ocultar los Cambios de Comportamiento

comportamiento-gato-asustado

Los gatos que no se sienten bien o que tienen miedo son más propensos a esconderse y algunas personas incluso sienten que un gato que se va por su cuenta puede sentir que el final de su vida está cerca.

El miedo suele ser la fuerza motriz detrás de por qué un gato se esconde, y a menudo sigue a un evento estresante o traumático. Las visitas al veterinario, las visitas a la casa de su gato a las que no están acostumbrados, un cambio en su horario y nuevas mascotas pueden hacer que su gato se esconda.

Si la ocultación se debe a un suceso, su gato debería volver a la normalidad al cabo de unos días, pero si se debe a una enfermedad o a un dolor, es posible que tenga que ser examinado por el veterinario. Los suplementos nutricionales y las feromonas pueden ayudar con el estrés y el miedo, pero se pueden necesitar medicamentos para tratar una enfermedad o dolor.

Eliminación Cambios de Comportamiento

Posiblemente la razón número uno para que los gatos sean abandonados, eutanasiados y abandonados es un problema de eliminación. Los cambios de comportamiento en los hábitos de orinar y defecar de su gato se relacionan más a menudo con el estrés, el miedo o la falta de opciones adecuadas y limpias de cajas de arena.

Algunos gatos de repente eligen defecar y/o orinar fuera de su caja y este comportamiento es el de su gato tratando de decirle algo. Puede que no les guste el tamaño de la caja, el tipo de cama, lo sucia que está la cama, la ubicación de la caja o el número de opciones de cajas de arena que tienen.

También pueden estar tratando de decirle que no se sienten bien y que tienen cálculos en la vejiga, una infección del tracto urinario o parásitos intestinales. Las razones médicas para los cambios de comportamiento de eliminación siempre deben ser descartadas antes de arreglar cualquier problema ambiental.

Muchas otras cosas pueden causar cambios en el comportamiento de eliminación e incluso los expertos no entienden completamente todas las razones detrás de ellas.

Pero si nota grupos anormalmente grandes de residuos de orina, manchas de sangre en la caja de desechos, ningún o muy pocos grupos de residuos de orina, o si su gato está haciendo esfuerzos, llorando o eliminando fuera de la caja de desechos, no debe dudar en llevárselos al veterinario. Los gatos machos pueden llegar a ser incapaces de orinar y esto crea un problema que pone en peligro su vida en poco tiempo.

Rascando los Cambios de Comportamiento

Rascarse es un comportamiento normal de los gatos, pero si su gato de repente empieza a rascarse más, especialmente en un lugar en particular, podría ser un indicio de que están estresados.

Los suplementos nutricionales diseñados para relajar a su gato sin sedarlo, así como las feromonas, pueden ayudar a reducir el nivel de estrés de su gato. De lo contrario, piense en cualquier cambio en el entorno que pueda haber afectado negativamente a su gato y haga todo lo posible por corregirlo.

Rascarse es una forma de marcar y deja el olor de un gato en el objeto. El impulso de arañar y marcar es natural, pero si un gato está estresado se exacerbará.

Cambios en la Conducta de Dormir

Los gatos que no se sienten bien pueden dormir más de lo habitual. Existe, por supuesto, la simple posibilidad de que su gato sea perezoso y/o tenga sobrepeso, pero si un gato empieza a dormir más de lo que solía hacerlo, debería programar una visita a su veterinario.

Cambios de Comportamiento en el aseo Personal

El aseo es algo natural que hacen los gatos. Típicamente se arreglan a sí mismos y a los demás cuando están relajados o sienten como si su pelaje estuviera desordenado de alguna manera. Los gatos que dejan de asearse o tienen una disminución importante de su auto-cuidado a menudo se enferman y deben ser examinados por un veterinario.

A veces, los gatos que aumentan de peso no pueden llegar a ciertas zonas de su cuerpo, por lo que no pueden arreglarse por sí mismos. Esto se puede solucionar animando a su gato a perder el peso extra.

Las articulaciones y los músculos adoloridos también son un factor que contribuye al aseo personal. Los gatos que tienen osteoartritis o lesiones pueden no ser capaces de llegar a ciertas áreas para cepillarse que antes eran capaces de alcanzar.

Vocalización Cambios de Comportamiento

Los gatos tienen muchas vocalizaciones y razones para hacerlas. El llanto y el aullido son indicios de angustia, confusión, miedo o dolor, y si su gato está haciendo estos ruidos, normalmente hay algo mal.

Si su gato empieza a vocalizar más por la noche, puede deberse a una disfunción cognitiva. Si empiezan a vocalizar silbando o gruñendo, lo más probable es que se deba a dolor o miedo.

Evalúe la situación y piense en los cambios que podrían estar causando las vocalizaciones. Si no puede pensar en ninguna razón para los ruidos repentinos que su gato está haciendo, considere programar una visita con su veterinario para ver si hay alguna razón médica que cause angustia a su gato.

Algunos gatos vocalizan antes de vomitar una bola de pelo, a la hora de comer, durante otras actividades regulares, o no lo hacen en absoluto, pero el cambio en las vocalizaciones, no necesariamente la regularidad, es lo que se debe vigilar.

También puede leer: Como disciplinar a su gato.