Claves para acertar al comprar un transportín para perros

Claves para acertar al comprar un transportín para perros

Si eres amante de los perros es probable que tu cánido sea uno de los pilares fundamentales de tu vida. En tal caso querrás llevarlo contigo en muchos de los trayectos que realices. Para dicho fin no hay nada mejor que contar con un transportín. Pero no te conformes con cualquiera de ellos. Es importante que elijas bien, así que aplica las siguientes claves que describiremos.

Consulta una guía elaborada por expertos

En primer lugar es recomendable ser asesorado por un profesional con una dilatada trayectoria a sus espaldas. Gracias a Internet los conocimientos los puedes obtener a coste cero y en el momento que quieras. Basta simplemente con consultar una Guía de compra de los mejores transportines para perros.

Los contenidos textuales se caracterizan por ser fáciles de entender, evitando tecnicismos que confundan a los lectores. Además, las recomendaciones son muy buenas gracias a acumular tanta experiencia en el ámbito de los desplazamientos llevados a cabo con mascotas en general, no solamente cánidos.

Dimensiones y peso

Uno de los aspectos en los que inciden las guías especializadas se resume en el tamaño del conjunto. Es fundamental calcular las dimensiones del maletero de tu vehículo en caso de que pretendas viajar con tu mascota de esta manera. Si el transportín que tienes entre ceja y ceja no cabe bien, decántate por otro.

Pero, ¿qué hacer si la mascota es de considerable tamaño? No te preocupes, analizando bien el catálogo disponible no te será difícil hallar un modelo que aproveche el espacio al máximo posible, permitiendo al mejor amigo del hombre ir cómodo durante todo el trayecto.

Enhorabuena, has encontrado uno inferior a la capacidad máxima de tu maletero. Pero la búsqueda no termina aquí. Adicionalmente debes fijarte en el peso, ya que si la cifra es excesiva te dificultará las maniobras llevadas a cabo. Ten en cuenta que al número proporcionado por el fabricante hay que añadir los kilogramos de tu perro.

Materiales

Atrás quedan los tiempos en los que solo se podía elegir entre muy pocos transportines. En la actualidad, principalmente gracias a la proliferación de Internet y de las tiendas online, hay infinidad de modelos. Ello se traduce en que todos los usuarios puedan encontrar uno idóneo no solo para ellos, sino también por supuesto para sus respectivos perros.

La variedad es muy grande sobre todo al hablar de materiales. Principalmente tres de ellos se erigen como alternativas a tener en cuenta. La tela no proporciona una excesiva estabilidad y tampoco seguridad, pero es innegable que da pie a que el cánido viaje bajo condiciones óptimas de confortabilidad. Para un trayecto largo es fundamental que vaya cómodo y, en este sentido, dichos transportines son insuperables.

Por supuesto, la seguridad también es crucial. Si lo que más te preocupa es la integridad de tu fiel mascota, no dudes en decantarte por los transportines metálicos. Eso sí, deberás asumir que tendrás que tratar con un elemento de mayor peso en comparación con todos los demás.

Finalmente hay que mencionar el material más balanceado: el plástico. No es pesado y resulta bastante rígido a la par que cómodo. A su vez, como hay tantos fabricantes dando forma a modelos propios, es fácil dar con uno que quepa a la perfección en tu maletero y respete el espacio mínimo que necesita el can.

Facilidad de limpieza

Para que el perro vaya a gusto es esencial que el conjunto se mantenga limpio. Lograrlo no es complicado, siempre y cuando adquieras un modelo de transportín que facilite las tareas en este sentido. Con tal de averiguarlo consulta las opiniones de otros usuarios, especialmente de aquellos que llevan tiempo utilizándolo.

Perros Gourmet: Las Mejores Recetas Caseras para los Consentidos Peludos de la Casa

Perros Gourmet: Las Mejores Recetas Caseras para los Consentidos Peludos de la Casa

¿Has pensado en elaborar tú mismo la comida de tu cachorro? ¿Y por qué no? Este tipo de alimentación llamada Dieta Barf es una excelente oportunidad para controlar los ingredientes que consume tu can sustituyendo las comerciales y además ahorrando un poco de dinero.

Los alimentos cocinados en casa contienen numerosas ventajas porque se puede elegir la calidad y la calidad de lo que le das y tendrán concentraciones más bajas de proteínas y sales que se acerquen mucho más a los requerimientos del cachorro.

Te invitamos a probar esta alternativa saludable, por eso te indicaremos recetas fáciles, nutritivas y exquisitas para tu adorado perro junto con una mini guía de alimentos que puede consumir y quizás no sabías. ¡A darle un buen bufet a nuestro amigo cachorro!

Además de usar toda tu creatividad y amor para preparar cada platillo para tu perro, la pauta primordial es que evites a toda cosa los azúcares, la sal y los prohibidos como chocolate, uvas, aguacate, cebollas, entre otros. Si bien serán comidas caseras de la más alta calidad, deben ser esporádicos o como recompensa, y si se desea o necesita sustituir por completo de la comida comercial, lo mejor es estar asesorado con un veterinario. Una vez dicho esto, ¡manos a la obra!

Ingredientes comunes, sabrosos y saludables para los canes

  • Carnes de ternera, pollo, cordero, cerdo, pato, ave.
  • Costillas y carcasas de pollo.
  • Yogures naturales no azucarados y queso curado.
  • Levadura de cerveza.
  • Atunes y sardinas.
  • Frutas variadas como la pera, la manzana, melón, sandía. Sin semillas.
  • Las verduras, especialmente las de hojas verdes, cocinadas siempre y trituradas bien.

Además se recomienda contenido de grasa como el aceite de oliva para favorecer y facilitar el tránsito intestinal de la mascota y mejorar su aspecto físico y mantener saludable su piel, sus uñas y todo su aspecto físico.

También puedes leer: Alergias Alimentarias en los Perros

IDEAS DE RECETAS

recetas para perros

Arroz y pollo

Una receta de tan solo 14 minutos y es una de las más convencionales. Puedes utilizar el arroz blanco que consumes o arroz integral con fibra –pero sin exagerar para no ocasionar diarreas-.

Para elaborarlo solo debes cocinar el arroz hasta un punto “más pasado” Y mientras éste se prepara, vas con el pollo. De él agarra las partes magras sin huesos ni restos. Lo mejor es optar por pechugas y se pueden hervir en agua o a la plancha. Una vez listo se le añades al arroz y estará listo.

Puré de verduras

Puedes utilizar cualquier verdura de tu preferencia y que sepas que tu perro ama. Pero una opción divina es el puré de lentejas que puede mezclarse incluso después con arroz. Deja las legumbres en remojo desde la noche anterior y luego al prepararlas las triturarás para dárselas.

Expertos recomiendan para este tipo de preparación utilizar tofu, una cuajada de leche de soja con muchas proteínas beneficiosas para el can que puedes adicionarle al puré. Este punto es importante cuando vayas a preparar platos sin carnes.

Bocaditos de atún

Tu perro se deleitará con esta comida y tú disfrutarás haciéndola porque es rápida y sencilla. Para hacerla, aplasta el atún y añádale un huevo batido con media agua caliente de manera que se cree una masa. Posteriormente remueve la mezcla hasta que obtengas una consistencia homogénea que pasarás a unos moldes para ir directo al horno por unos diez minutos. Cuando enfríen se las podrás ofrecer a tu amigo peludo. ¡Le fascinarán!

Huevos revueltos y algo más

Es una alimentación canina muy favorable, además de económico e igualmente con un tiempo de preparación muy corto. Puedes agarrar unas judías verdes, pasta cocinada y unos trozos de jamón para acompañar este revoltillo de premio para tu perrito. Mezclarás todos los ingredientes como si estuvieses haciendo uno para ti, solo ten en cuenta que bajo ningún motivo deberás añadir sal, solamente un toque de aceite de oliva para mayor grado de nutrición y sabor.

Macarrones

Un simple plato de pasta puede convertirse en un platillo gourmet para tu mascota. Solo elige pasta tipo macarrón o similar, nunca espagueti. Cocínale como de costumbre y combínalos con unos ricos huevos con aceite, o incluso con pechugas de pollo o una lata de sardinas naturales.

Galletitas

Por supuesto que el dulce no podría faltar. Así que con un poco de caldo de pollo, harina de trigo, aceite, levadura de cerveza y una fruta dulce que adore tu perro podrás elaborar esta fabulosa masa para galletas que cortarás posteriormente con una herramienta especial y con figuritas. Llévalas al horno por unos 15 minutos y luego tendrás el snack perfecto para tu can.

¿Comida gourmet en casa para el perro consentido? ¡Claro que sí! Haz estas ideas de recetas increíbles, saludables, económicas, sencillas y muy económicas para tu mascota. Sorpréndelo con ricos y novedosos platillos solo para él y verás cómo brincará de alegría y te llenará de mucho amor.

Todo lo que Debes Saber para Cuidar de un Perro de Raza Grande

Todo lo que Debes Saber para Cuidar de un Perro de Raza Grande

Adoptar un perro de raza grande es una decisión para tomar en familia, y es que finalmente el núcleo del hogar estará completo con la llegada de un nuevo integrante. Sin embargo, todo es muy romántico hasta que llega la hora de pensar: ¿Cómo cuido a mi grandulón? ¿Cómo acondiciono mi casa para su estadía? Y es muy inteligente que te hagas esta clase de preguntas, pues convivir con un perro de raza grande es muy distinto a cuidar a los de razas pequeñas. Sus necesidades y especificaciones son aspectos que debes conocer a la perfección para cuidarlos y darles la vida que se merecen.

Así que si ya tienes un can grande en casa o si estás a punto de adoptarlo, no te puedes perder este artículo en el que hablaremos de todas las consideraciones básicas y cuidados de estos peludos amigos.

El espacio es lo de menos cuando de perros grandes se trata, solo necesitas satisfacer sus necesidades físicas, fisiológicas y sociales para tener una mascota feliz y saludable. Te indicaremos los principios básicos para su garantizar su bienestar.

Lo primero que debes saber

Convivir con un perro grande de la raza que sea contempla una responsabilidad añadida, pues requieren de espacio, entrenamiento cuidadoso y tiempo de calidad para ejercitarse. La mayoría de los canes grandes son nobles y necesitará de tu paciencia y amor para tener un buen comportamiento. Debes tomar en cuenta que tu perro pesará unos 20 kilos aproximadamente y comerá muchísimo. ¿Listo para tal aventura?

Alimentación

Tu amigo tendrá necesidades nutricionales específicas, pues cuando son cachorros debes tener cuidado de no sobrealimentarlos y que crezcan demasiado rápido causándole problemas en las articulaciones. Lo que tienes que tener en cuenta es que comerá en cantidades y que su alimento debe incluir ácidos grasos y otros ingredientes para la salud de sus articulaciones. De todas maneras, lo más recomendable es asesorarse con el veterinario según la raza.

Adiestramiento

Todo animal doméstico requiere de educación, y lo más recomendable es hacerlo desde cachorro con tu peludo grande. Déjale claro que eres tú el amo y que no podrá intimidarte con su tamaño. Al recibir órdenes desde cachorro, al ser adulto no le costará seguir tus instrucciones.

Tómate el tiempo necesario para entrenar a tu perro y proporciónale toda la actividad física que pida para evitar que haga travesuras y que se aburra, por lo general, son razas muy activas y juguetonas.

Salud

perro grande

Los caninos de raza grande son propensos a sufrir problemas asociados a sus articulaciones, como la displasia de cadera por las grandes tensiones del área. Así que los cuidados en este aspecto es fundamental para su bienestar. Debes estar atento a las señales y consultarlo con tu veterinario mensualmente para tener un control. Protegiéndolo y llevándolo al médico con regularidad, tu perro será feliz y saludable.

Aseo y pelaje

Imagínate bañar a un semejante de 30 kilos con doble pelaje de capa, ¡impresionante! Así que la parte de su entrenamiento toca la puerta también en su aseo, pues entrenándolo para que se comporte y se acostumbre al agua será muy importante para hacer la tarea más sencilla. Aunque lo lleves a bañar con especialistas, nunca está demás tener conocimientos en peluquería canina, pues al mantener su pelo, dientes, y orejas limpias con sus uñas recortadas, tu perro solo requerirá de un baño ocasional.

Juguetes y esparcimiento

Tu súper perro necesitará de juguetes y accesorios duros, así que busca todos aquellos artículos diseñados para razas grandes. Camas XXL, tazones grandes y juguetes robustos. Por otra parte, tu amigo peludo tiene que quemar energías para no sufrir de daños en casa ni en su organismo. Llévalo a pasear o corre junto a él diariamente, ¡ejercicio para ambos!

Tener un can gigante en casa será una experiencia fantástica siempre y cuando sigas todas estas recomendaciones que, acompañadas de mucho amor, te ayuden a formar a un perro feliz, saludable y amistoso. ¡Notarás que su tamaño es lo de menos! Tener que lidiar con tu mascota King ya no será un problema, sino más bien un aprendizaje divertido que disfrutarán en conjunto.

Consejos para Elegir el Mejor Veterinario para tu Mascota

Consejos para Elegir el Mejor Veterinario para tu Mascota

Nuestros animalitos son parte de nuestra familia, por eso cuidar de ellos y de su salud es tan importante como cualquier otro que hacer diario o responsabilidades dentro de nuestra rutina. La medicina veterinaria avanza con gran rapidez, así que ahora eres capaz de hacerte la siguiente pregunta: ¿Cómo sé cuál es el mejor veterinario para mi mascota?

Si aún no tienes un veterinario de confianza para ellos, aquí leerás los mejores consejos y aspectos a considerar para que más pronto que tarde le elijas uno de forma correcta que lo atienda y mime casi como tú.

Busca confianza

Puedes dirigirte a amigos o familiares que tengan mascotas para que te orienten y te proporcionen personal médico veterinario de su confianza. Escucha opiniones, hazles preguntas que te surjan y evalúa si te da a ti la misma seguridad. Confía en tu intuición.

Asegúrate de que tenga experiencia acreditada

A la hora de escoger una clínica veterinaria, esto es muy importante. Debes asegurarte que la clínica que elijas tenga un personal profesional y de grado avalada por una Universidad o Centro Médico profesional. No es lo mismo llevar a tu pequeño amigo a un lugar que no tiene experiencia a uno al que sí. Recuerda que pondrás en sus manos a tu mascota.

Ubicación donde preste sus servicios

Este aspecto también es relevante de tomar en cuenta si no tienes un veterinario. Además de que este médico debe atender en una clínica acreditada que cumpla con todos los requisitos salubres, también es recomendable que se encuentre cerca de nuestro domicilio.

En el caso de que te surja alguna emergencia o eventualidad, se te hará más fácil acudir con rapidez a tu veterinario de confianza. Si buscas un veterinario, hay muchos que se encuentran en las localidades más pobladas y hay muchos centros que son prácticos y muy profesionales. Averigua el que se adapte mejor a tus necesidades y lugar de residencia y tendrás siempre a la vuelta de la esquina una ayuda para tu pequeño amigo.

Verifica que la atención sea personalizada

Una vez que te aventuras a probar con un especialista de este tipo, debes prestarle atención a todo. Desde su carta de presentación hasta cómo trata y se dirige a ti y principalmente a tu mascota. Una atención adecuada y cariñosa, con cercanía y personalizada, no tiene precio. Tendrás un servicio eficiente y verás a tu mascota muy feliz y sana. Observa muy bien qué hace y cómo lo hace. Nuevamente, confía en la intuición que te genera la protección y amor por tu mascota.

Debe prestar servicios de urgencia

clínica veterinaria

Muchas clínicas veterinaria en Panamá atienden las 24 horas y ofrecen servicios de ambulancia e incluso atención a domicilio. Lo mejor que puedes hacer es que te asegures que entre las cualidades que tenga tu veterinario. Si trabajas o temes a cualquier imprevisto en cualquier momento, debes contar con esta clase de servicios. Pregúntale a tu prospecto médico si cuenta con él y ten la tranquilidad de que tu animalito estará atendido siempre que lo necesite.

Otros servicios

Además de ofrecer servicios como los anteriormente mencionados, la mayoría de los centros cuentan con servicios de peluquería y baño general de tu mascota. Este es otro aspecto que siempre debes cuidar y tener en mente, pues él o ella necesitará periódicamente cuidados especiales. Si encuentras todo en un mismo lugar, ¡mejor para ti!

Para finalizar, tu mascota por más que lo desee no puede hablar y muchos menos contarte su propia experiencia, así que es tu tarea proporcionarle la mejor atención a tu mascota, facilitarle los mejores cuidados y tener en tu cercanía un veterinario de confianza. Lo más importante es que tanto tú como tu pequeño amigo se sientan a gusto y repletos de amor por todos lados.

¿Se Puede Entrenar a un Perro para que Deje de Ladrar a los Huéspedes de la Casa?

¿Se Puede Entrenar a un Perro para que Deje de Ladrar a los Huéspedes de la Casa?

Los ladridos son una parte normal de la comunicación canina, pero no siempre es un sonido atractivo para los visitantes. Las expresiones verbales de tu perro pueden ser frustrantes e incluso aterradoras para cualquiera que no esté acostumbrado a sus ladridos. Para acallar el ruido, especialmente cuando tu perro está cerca de otras personas, primero debemos entender por qué los perros ladran.

¿Por qué ladran los perros?

Los perros ladran durante el juego, la defensa, para saludar y llamar la atención. Piensa en los ladridos como una alarma de incendio canina que alerta a la familia del perro sobre cualquier cosa inusual. La llegada de un amigo o enemigo, un olor aterrador de una visita a la vida silvestre o alguien que toque el timbre puede provocar ladridos.

Los perros también ladran para salirse con la suya. Cuando tu perro le ladra al cartero todos los días, el cartero se va. En la mente de tu perro, esta es una recompensa por ladrar. Los perros inteligentes recuerdan el éxito y repiten el comportamiento una y otra vez. Eso significa que cuando un visitante llega a la puerta y tu perro sospecha del extraño, usa ladridos para ahuyentar a un posible intruso.

Cuando le gritas a tu perro que deje de ladrar, él puede pensar que te estás uniendo al festival de ladridos y ladrar aún más fuerte. Otras veces, tu perro ladra para llamar la atención. Incluso si sigue un regaño, tu perro podría pensar: «Mamá me presta atención cuando ladra«. Has premiado su comportamiento de ladrar.

Nunca eliminarás los ladridos porque los perros siguen determinados a advertir y proteger a sus seres queridos. Pero puedes enseñarle a tu perro los límites de los ladridos con el comando Silencio.

Cómo evitar que tu perro le ladre a la gente

mi perro ladrando

Una forma de detener los ladridos molestos es entrenar a tu perro para que «hable» en el momento justo. Ladrar es una recompensa para tu perro porque le GUSTA ladrar. Te resultará mucho más fácil enseñar órdenes como «Silencio» cuando los ladridos fueron idea suya.

  • Identifica un ruido, como el timbre de la puerta, que provoca un ladrido de manera confiable.
  • Elige un regalo irresistible que el perro SOLO reciba durante el entrenamiento. Los trozos de queso, paté de hígado o incluso golosinas para gatos funcionan bien, pero mantenlos pequeños. Esto no es para llenarle la barriga, solo para darle una probada que despierte su apetito de aprendizaje de «no ladrar».
  • Consigue un cómplice para que se pare fuera de la puerta y toque el timbre en tu señal, o toque un timbre en tu teléfono. Ella debe escucharle decir en voz alta: «¡HABLA!» y luego espera dos latidos (cuenta «un Mississippi, dos Mississippi») y luego toca el timbre si el perro no ladró.
  • Cuando el perro ladra, en ese mismo instante (ni antes ni después), dices «¡SÍ!» y dale a Rex una pequeña golosina. ¡Decir que sí!» y dale una golosina incluso si ladra antes de que suene el timbre.
  • Espera unos segundos y repite el ejercicio. Llama en voz alta «HABLA» (para que tu amigo escuche a través de la puerta y toque el timbre). Cuando el timbre de la puerta le indique al perro que ladre, una vez más diga: «¡SÍ!» y recompénsalo con otro regalo.
  • Sigue haciendo esto hasta que se acaben todas las golosinas. Sabrás que tu hijo «lo entiende» y comenzará a saber lo que significa HABLAR cuando ladra cuando se le ordena, pero antes de que suene el timbre.

Cómo entrenar a un perro para que deje de ladrar: Cómo enseñar el comando Hush

Una vez que tu perro conoce el comando HABLAR, entrenar a SHUSH se vuelve simple.

  • Sigue los pasos anteriores, diciendo HABLAR, y cuando ladre, elogia el ladrido y luego di «SHUSH».
  • Mientras dices SHUSH, deja que huela la golosina.
  • Es imposible que un perro olfatee, coma y ladre al mismo tiempo, así que mientras olfatea (y hace silencio), di «¡SÍ!» y suelta la golosina para que pueda engullirla.
  • Repite hasta que comprenda que SHUSH significa silencio, mientras que HABLA significa permiso para ladrar.

Collares de ladridos y control ultrasónico de ladridos

collares antiladridos

Otra forma de entrenar a tu perro para que deje de ladrar en exceso es usar un collar antiladridos que le da una corrección inofensiva pero molesta cuando ladra. En solo un par de días, aprenderá a ladrar menos. También puede entrenar a un perro para que deje de ladrar mediante el control ultrasónico de ladridos en interiores y exteriores . Estos elementos de disuasión de ladridos envían un tono ultrasónico que todos los perros a su alcance oirán, lo que te brinda noches y días más tranquilos.

Seis Problemas de Salud Comunes en Perros Mayores

Seis Problemas de Salud Comunes en Perros Mayores

No importa cuán grandes sean, nos gusta pensar en nuestros perros como cachorros eternos que estarán con nosotros para siempre. Por mucho que desees negar que tu cachorro está envejeciendo, es importante estar atento a las condiciones de salud de los perros mayores para que pueda ayudar a mejorar su calidad de vida. Sigue leyendo para conocer los problemas de salud comunes en los perros mayores que algún día podrían afectar a tu mascota.

¿Cuándo se considera que un perro es mayor?

En promedio, un perro se considera mayor cuando llega a los siete años de edad, aunque realmente depende del tamaño y la raza del perro. Las razas muy grandes envejecen más rápidamente que las razas pequeñas. Mientras que un gran danés sería considerado un anciano a los seis años, un pequeño chihuahua puede no alcanzar el estatus de anciano hasta los ocho o nueve años. Por supuesto, otros factores, como la genética y las condiciones ambientales, pueden afectar la rapidez con la que un perro envejece. Una vez que su perro comienza a mostrar signos de problemas de salud relacionados con la edad, puede considerarse un perro mayor independientemente de sus años.

Aquí hay seis problemas de salud comunes en perros mayores:

problemas de salud en perros mayores

1. Pérdida auditiva y visual en Perros

La degeneración del tejido en los ojos y oídos puede causar diversos grados de sordera y ceguera en perros mayores. Los perros mayores también son propensos a desarrollar cataratas, que se define como una capa turbia que se forma sobre el cristalino del ojo y que puede causar ceguera parcial o total. Aunque es posible que las cataratas se puedan extirpar quirúrgicamente, los perros dependen menos de la vista que del sentido del olfato cuando se trata de explorar y navegar en su entorno y, a menudo, tienen pocos problemas para moverse después de una pérdida de visión. Con la pérdida auditiva, generalmente se vuelve permanente como resultado del envejecimiento. Limpiar y cuidar constantemente las orejas de tu perro puede ayudar a retrasar la progresión de la pérdida auditiva a medida que tu perro envejece.

2. Problemas articulares en Perros

La osteoartritis es la causa más común de dolor y rigidez en las articulaciones en los perros. Se trata de una enfermedad degenerativa progresiva que provoca la pérdida de lubricación y el desgaste del cartílago de los hombros, las caderas y las articulaciones de las piernas. Aunque no existe cura, existen varios tratamientos que pueden reducir el dolor y retrasar la progresión de esta enfermedad. La nutrición juega un papel importante en la reducción de los problemas articulares en los perros. Asegúrate de que tu perro esté comiendo un alimento para perros saludable y rico en nutrientes para mantener la salud de las articulaciones. Si los problemas articulares progresan, pregúntale a tu veterinario sobre un alimento para perros recetado para la salud de las articulaciones.

3. Demencia Perruna

Al igual que las personas, los perros pueden perder la función cognitiva a medida que envejecen, lo que resulta en síntomas similares a los de la senilidad o el Alzheimer en los humanos. La confusión y la desorientación, los gemidos o los ladridos sin motivo aparente, la apariencia de perderse en un entorno familiar y los accidentes en el baño pueden ser signos de demencia. Estos síntomas también pueden indicar otras afecciones, por lo que es mejor hablar con tu veterinario si notas estos comportamientos en tu perro. Al igual que la artritis, no existe cura para la demencia, pero a menudo se puede aliviar con ciertos medicamentos.

4. Cáncer de Perros

Los perros mayores son propensos a tener bultos y protuberancias y, afortunadamente, no todos son cancerosos. Pero la edad aumenta el riesgo de cáncer en los perros, por lo que es mejor que le examinen cualquier bulto extraño. Los chequeos regulares y las pruebas de detección del cáncer pueden ayudar a detectar tumores que no se ven ni se sienten fácilmente.

5. Obesidad en los Perros

El peso de tu perro puede tener un impacto significativo en su salud, especialmente a medida que envejece y se vuelve menos activo. Los perros mayores con exceso de peso son más propensos a enfermedades como la diabetes. La obesidad puede contribuir y complicar el tratamiento de enfermedades cardíacas, problemas articulares y ciertos tipos de cáncer. Además de proporcionar todo el ejercicio que tu perro mayor pueda tolerar con seguridad, es importante alimentar a tu perro con comidas apropiadas para su edad para asegurarte de que obtenga el equilibrio adecuado de nutrición, así como la cantidad correcta de calorías diarias.

6. Problemas gastrointestinales e incontinencia en Perros

Varios problemas pueden causar problemas gastrointestinales (GI) en tu perro que envejece. Si bien no siempre son graves, los problemas gastrointestinales pueden indicar problemas, como una enfermedad renal, por lo que si los vómitos o la diarrea no desaparecen rápidamente, es mejor hablar con tu veterinario. Los perros mayores a veces tienen accidentes cuando los músculos que controlan la vejiga se debilitan, pero nuevamente, la incontinencia podría ser un signo de un problema mayor como una infección del tracto urinario. Los accidentes también pueden ser un indicador de una posible demencia. Si continúan los problemas gastrointestinales y de incontinencia, es mejor hablar con tu veterinario.

Recomendación

paseando al perro

Envejecer es tan difícil para tu perro mayor como para ti. Una de las mejores cosas que puedes hacer por tu cachorro envejecido es llevarlo a controles de bienestar regulares cada seis meses para detectar estos problemas de salud comunes. Vigilarlo en casa e informar cualquier comportamiento inusual a tu veterinario también puede ayudar a detectar estas enfermedades temprano, mejorando las posibilidades de que tu perro tenga una vida larga y saludable. Puede que ya no sea un cachorro, ¡pero siempre será tu cachorro!