Consejos y Recomendaciones para tener en Casa una Tortuga de Mascota

Consejos y Recomendaciones para tener en Casa una Tortuga de Mascota

Las tortugas son animales que llaman nuestra especial atención por su mirada, su escondite natural y particular, su lentitud peculiar y su longevidad. Para quienes cuentan únicamente con espacios reducidos o donde el ruido es prohibido, podría ser la mascota ideal. Si estás pensando en tener un pequeño animalito en casa, adoptar a una tortuga es una excelente alternativa para otro tipo de gustos, solo debes tomar en cuenta los consejos y cuidados que a continuación te daremos.

Estas lindas amiguitas o amiguitos se consideran como una de las mejores mascotas para un niño. Por otra parte, es un animal con que se puede interactuar fácilmente y mantenerlas no requiere de demasiados esfuerzos. Así que con una mínima y adecuada supervisión que los pequeños en el hogar podrán tener una tortuga, además de contribuir poner a la práctica de responsabilidades.

Cómo cuidarla

tortuga como mascota

Considera primero el tipo de tortuga que llevarás a casa

Es imprescindible que a la hora de elegir una, preguntes al especialista, dueño o criador qué tipo de tortuga estás adquiriendo. Lo cierto es que para tener una tortuga feliz y por sobre todas las cosas, saludable, es importante que sepas qué especie es, pues dependiendo de este factor sus necesidades y requisitos para el cuidado variarán. Pueden ser las sulcatas, las de orejas rojas o la caimán. Sin embargo, en lo demás no difieren tanto.

Su hábitat: Acuario

Estos animales requieren de un amplio espacio donde puedan vivir y sentirse cómodas. Debes tener un acuario de vidrio con tapa resistente para evitar que en una escalada escape. El tamaño del mismo dependerá de la especie y del tamaño considerable que se estima que alcance, pero en cualquier caso necesitas instalar un acuario grande, con rocas, y lugares donde ella pueda montarse, reposar y sentir que es lo más natural posible. En el caso de que sea acuática debe tener suficiente profundidad para que pueda nadar.

Por otra parte, la temperatura del acuario debe estar entre los 25 y 28 grados, considerando que la ambientación del entorno no debería bajar de esos 25 grados mínimos. En cuanto a la higiene de la vivienda de tu mascota, debes cambiar el agua con frecuencia, preferiblemente todos los días o instalar un filtro que te facilite la tarea, de esto dependerá la buena salud de ella.

La luz del sol es importante

Lo más recomendable es ubicar el acuario de tu tortuga en un espacio en el que reciba suficiente luz natural. Este aspecto es importante para la salud general de estas mascotas, y de no poder tener esta posibilidad lo mejor es comprar una lámpara especial para reptiles.

La alimentación

En las tiendas de mascotas venden comidas especializadas para las tortugas y sus distintas especies, por lo general son camarones. De todas maneras lo más aconsejable es preguntarle primero al veterinario según sea el caso, si tu tortuga puede consumir otro tipo de alimento y la frecuencia estimada para alimentarla.

Las tortugas acuáticas que son jóvenes comen por lo general 3 veces al día, y las adultas de este mismo tipo comen hasta 4 o 5 veces al día. Pero otro tipo de especie necesita ser alimentadas por semana, con una frecuencia de tres o cuatro veces nada más.

El calcio para su bienestar

Uno de los requerimientos más importas de las tortugas es que necesitan ingerir mucho calcio. Este elemento se puede conseguir en la tienda de animales y su presentación viene en diferentes formas. Puedes rociar calcio en sus alimentos al menos dos veces a la semana para garantizar su consumo eficiente.

Como ves, las tortugas son unas increíbles y especiales mascotas que requieren de algunos cuidados básicos para que tengan un crecimiento feliz, fuerte y saludable. Siguiendo estos consejos se te hará sencillo proteger a tu mascota y garantizarle una vida grata y de bienestar. Serás un perfecto dueño.

Alimentos para Evitar en la Dieta de las Tortugas

Alimentos para Evitar en la Dieta de las Tortugas

Como mucha gente piensa, la dieta de una tortuga no se puede satisfacer solo con hojas de lechuga. Te contamos que estos reptiles necesitan una dieta equilibrada y variada para poder crecer sanos y fuertes. Sin embargo, esto no significa que puedas darle de comer a tu tortuga porque algunos alimentos pueden ser peligrosos para ella. Por eso, aquí te daremos una lista de alimentos prohibidos para las tortugas. La dieta adecuada para tu tortuga dependerá mucho de la especie a la que pertenezca. Entre las tortugas terrestres, hay varias variedades con diferentes requisitos nutricionales.

Ofrecer comidas mixtas, con diferentes tipos de verduras, pequeñas porciones de fruta y algún suplemento extra es ideal, no solo para cubrir las necesidades dietéticas de la tortuga sino también para que no se acostumbre a un solo sabor y luego se niegue a comer cualquier otra cosa porque el rechazo de la «prueba culinaria» puede resultar sumamente contraproducente para su desarrollo.

Legumbres y semillas

Quedan prohibidas todas las legumbres y semillas para las tortugas, como frijoles, chirivías, maíz, arroz, frijoles, lentejas, garbanzos, etc. Estos alimentos nunca deben ofrecerse a tu tortuga, ya sea en forma natural o contenidos en galletas u otros alimentos.

Plantas y verduras

Estos grupos de alimentos deben constituir el 90% de la dieta de la tortuga. Sin embargo, no todas las verduras u otras plantas son adecuadas para ellos. Aquí está la lista para evitar:

  • Raíz de remolacha
  • Zanahoria
  • Calabacín
  • Pimiento rojo, amarillo y verde
  • Pimienta
  • Espárragos
  • Espinacas

Frutas

dieta de las tortugas

Aunque las frutas deben formar parte de la dieta de las tortugas, se recomienda agregar solo un 10% de ellas a la ración diaria de comida. Además, algunas frutas están prohibidas para las tortugas , como:

  • Plátano
  • Pasas
  • Melocotón
  • Kiwi
  • Granada
  • Albaricoques

Hongos

Un plato pequeño de setas puede resultarnos muy tentador, pero para tu tortuga es un desastre. Nunca debes darle hongos a una tortuga, sin importar qué tipo de hongo sea. No solo les resultan difíciles de digerir, sino que algunos también pueden ser tóxicos.

Azúcares

Bajo ninguna circunstancia debes alimentar a tu tortuga con comida que contenga una gran cantidad de azúcar. ¡Por eso necesitas reducir las porciones de fruta al 10% y apartarte de la idea de darle galletas o cualquier otro tipo de caramelo!

¿Por qué el azúcar es malo para las tortugas? Bueno, las bacterias del estómago de las tortugas solo son capaces de digerir pequeñas cantidades de azúcar, y es por eso que una ingestión excesiva destruiría todas estas bacterias, causando un envenenamiento potencialmente fatal para el animal.

Productos de origen animal

Las tortugas terrestres mediterráneas no deben consumir ningún tipo de producto animal, Las tortugas tropicales lo necesitan en forma de caracoles, lombrices de tierra o insectos. Además, la porción a dar a las tortugas tropicales debe ser pequeña, 5% de la dieta total.

Comida para perros o gatos

Muchas personas recomiendan darles comida para perros a las tortugas para complementar su dieta, sin embargo, esto es un error. De hecho, las vitaminas y minerales de este tipo de alimentos han sido formulados para perros y no para tortugas, por lo que estos suplementos podrían ser perjudiciales para estos reptiles en lugar de aportarles beneficios y eventualmente crearían deficiencias o excesos nutricionales.

Principales problemas relacionados con la alimentación

Las croquetas para tortugas no deben ser el alimento principal de su dieta ya que no contienen los nutrientes necesarios. Idealmente, se debe administrar una dieta natural casera y una alimentación ocasional con croquetas.

Comer en exceso es generalmente el principal problema con el que están familiarizadas muchas tortugas. Comer en exceso puede hacer que las tortugas se vuelvan obesas y provocar graves problemas de salud y la deformación del caparazón. Consulta a tu veterinario con frecuencia sobre la frecuencia y cantidad de alimento que necesita tu tortuga, según su edad y la especie a la que pertenece.

4 Cosas a Considerar antes de Comprar una Tortuga

4 Cosas a Considerar antes de Comprar una Tortuga

Para todos los habitantes de apartamentos que sueñan con tener una mascota, pero tienen propietarios despiadados que no les permiten tener un perro o un gato, tengo una solución para ustedes: ¡una tortuga! Aunque puede que no se parezca mucho al compañero peludo que esperabas, las tortugas en realidad son excelentes mascotas y se ven súper geniales en espacios interiores.

Sin embargo, antes de salir corriendo en busca de tu nuevo amigo reptil, hay algunas cosas que debe considerar para asegurarte de que estás completamente preparado para cuidar de tu tortuga.

Las tortugas viven por mucho tiempo

La sabiduría viene con la edad, por lo que no debería sorprender que la tortuga sabia viva mucho más tiempo que tu mascota estándar. ¡Las tortugas pueden vivir hasta 50 años en su hábitat natural! y las tortugas mascota pueden vivir fácilmente hasta 20 o 30 años con el cuidado adecuado. Por lo tanto, la decisión de invertir en una tortuga no debe tomarse a la ligera; es un compromiso serio y debes estar preparado para participar a largo plazo.

Elegir el tipo de tortuga

Hay aproximadamente 270 tipos de tortugas, con 26 especies solo en Australia. Esto puede parecer una abrumadora variedad de opciones para el dueño de una tortuga por primera vez, por lo que saber qué tipos son los más aptos para mascotas te ayudará a tomar una decisión informada. Una buena idea antes de comprar una tortuga es comunicarte con las sociedades de tortugas. Sus miembros tendrán tortugas para vender y puedes aprender todo lo que necesitas saber sobre cómo cuidar y nutrir adecuadamente a tu tortuga Como punto de partida, es posible que desees investigar algunos tipos considerados ideales para los padres de tortugas principiantes, incluida la tortuga oriental de cuello de serpiente, relativamente fácil de cuidar y conocida por su naturaleza confiada.

Comprueba si necesitas licencia

En muchos estados de Australia y Estados Unidos se necesita una licencia de reptil para comprar una tortuga. Sin embargo, en el Reino Unido es legal. Una advertencia: Es ilegal capturar una tortuga de la naturaleza y tenerla como mascota, así que asegúrate de seguir los canales adecuados.

Establecer los costes

niño con tortuga

Hay costos iniciales involucrados en la creación de un ambiente cómodo para tus tortugas: lámparas de calor, sistema de filtración, luces UV, plataformas de acoplamiento y un tanque grande son algunos de los elementos esenciales en los que deberá invertir. entre 300 o 1000 Euros podría ser mas o menos. Mantener el medio ambiente de tu tortuga también llevará algo de tiempo e investigación. La temperatura del agua y el nivel de pH deben monitorearse regularmente para garantizar que tu tortuga se mantenga saludable.

Ser propietario de una tortuga implica una inversión en dinero y tiempo, así que asegúrate de tener los conocimientos necesarios para atender sus necesidades particulares. Un poco, de investigación y preparación, será de gran ayuda y bien vale la pena el esfuerzo, ya que las tortugas son criaturas fascinantes que es genial tener cerca.

Perfil de las Tortugas Griegas (Tortugas de Espolón)

Perfil de las Tortugas Griegas (Tortugas de Espolón)

La agradable tortuga griega es una buena mascota para un dueño comprometido. Los hacen compañeros agradables. Sin embargo, dado que son tan longevos, los futuros propietarios deben pensar largo y tendido si desean comprometerse a cuidar de un animal que podría sobrevivir fácilmente a su dueño.

Como cualquier otra tortuga de compañía, las tortugas griegas tienen algunos requisitos específicos de cuidado, que si se siguen correctamente, las mantendrán en buen estado de salud.

  • Nombre: Testudo graeca, tortuga de muslo espolonado, tortuga griega
  • Duración de vida: Hasta 50 años o más
  • Tamaño: Hasta 10 pulgadas de largo

Comportamiento y Temperamento de la Tortuga Griega

Las tortugas griegas, como muchos reptiles, prefieren no ser manipuladas por los humanos. Las variedades de tortugas más grandes pueden incluso morder si son recogidas. El manejo es muy estresante para las tortugas, y puede tener un impacto negativo en su salud. En su mayor parte, las tortugas griegas son criaturas amables y suaves si se satisfacen sus necesidades y se respeta su aversión al manejo. Como recomendación cuando quieras saber su sexo es importante la manipules bien.

Alojamiento de la Tortuga Griega

conociendo a tu tortuga griega

Las tortugas griegas son bastante pequeñas, pero todavía necesitan mucho espacio para hacer ejercicio. Muchos propietarios de tortugas prefieren usar grandes tinas de plástico en lugar de peceras, ya que las tortugas no necesitan la altura que ofrecen las peceras, sólo el espacio en el suelo.

Usan luces de abrazadera para proporcionar el calor y hacer tapas usando la protección de ventanas enrollables de las tiendas de suministros para el hogar y los marcos de madera. Estas son formas bastante económicas de ofrecer recintos grandes que aún son fáciles de limpiar. Las tradicionales peceras de gran tamaño también son aceptables y son una opción llave en mano para los nuevos propietarios de tortugas que no quieren ser creativos creando su propio recinto personalizado y no les importa gastar un poco más de dinero.

En los meses cálidos, se debe permitir que tu tortuga sea observada durante un tiempo al aire libre. Es crucial que nunca dejes tu tortuga cuando está afuera. Son más rápidos de lo que uno pensaría cuando huye, son muy buenos escondiéndose, e incluso pueden ser recogidos por mapaches, halcones y otros animales salvajes.

Si construye un recinto al aire libre debe tener una parte superior blindada y ser a prueba de excavaciones, ya que las tortugas pueden excavar bajo barreras simples. Además, nunca ponga su tortuga afuera en un tanque de vidrio. El vidrio y la luz del sol crean condiciones de línea de horno que pueden quemar a una tortuga.

La ropa de cama de reptiles, como el mantillo seguro para reptiles, las virutas de madera y otras mezclas de suciedad son buenas para las tortugas griegas. Sólo asegúrate de que los alimentos que consumen se ofrezcan en un plato u otra superficie para que no ingieran accidentalmente su ropa de cama. Un tazón de agua debe ser lo suficientemente grande y accesible para que su tortuga pueda entrar y beber o defecar cuando sea necesario. También ayuda a añadir humedad al recinto.

Alimentos y Agua

Las tortugas son herbívoros. Hace años, los dueños de tortugas alimentaban a sus mascotas con comida enlatada para perros y gatos para que crecieran más rápido. Pero desde entonces se ha descubierto que una dieta alta en proteínas es dañina para las tortugas; una dieta baja en proteínas y alta en fibra es mucho más saludable que los alimentos destinados a los carnívoros.

Una variedad de hojas verdes oscuras y frondosas como la col rizada, la endibia, el perejil fresco y las hojas de diente de león deberían ser la mayor parte de la dieta de tu tortuga. El heno Timothy que es picado debe ser añadido para mantener el pico de su tortuga recortado y para la fibra adicional.

Se pueden añadir pequeñas cantidades de frutas, como frambuesas, fresas o manzanas picadas, pero no deben constituir más del 10 por ciento de la dieta. Algunos propietarios de tortugas ofrecen una pequeña cantidad de grillos y gusanos de harina cargados de tripas, pero no es necesario. Se recomienda espolvorear regularmente las verduras con polvo de calcio para asegurarte de que tu tortuga también esté obteniendo suficiente calcio.

Iluminación

Las tortugas mascota necesitan dos tipos de iluminación: La iluminación UVB y la iluminación que emite calor. Los calentadores bajo el tanque no hacen un buen trabajo al proporcionar calor ambiental, sólo mantienen el fondo del tanque caliente, por lo tanto, se prefieren las luces de calor, especialmente para los recintos grandes que requieren las tortugas.

La iluminación UVB es necesaria para que tu tortuga mantenga los huesos fuertes y metabolice el calcio. Sin la iluminación UVB tu tortuga puede desarrollar una enfermedad ósea metabólica. Se deben proporcionar luces de calor para mantener un área de calentamiento a unos 95 grados y permitir que el resto del recinto permanezca por encima de los 75 grados. El área para tomar el sol puede bajar de temperatura durante la noche.

Problemas Comunes de Salud

La pudrición de la concha se encuentra comúnmente en las tortugas griegas, como sucede con muchas otras tortugas. Por lo general, como resultado de una infección fúngica, la putrefacción de la cáscara puede causar dolorosas deformidades de la cáscara que ponen en peligro la vida del animal si no se trata. Y como otros reptiles, las tortugas griegas son susceptibles a las enfermedades metabólicas de los huesos. Esta dolencia es el resultado de un desequilibrio en su proporción de calcio a fósforo y conduce a un debilitamiento general de sus huesos. Es otra condición dolorosa que puede ser fatal si no se trata adecuadamente.

Las tortugas griegas también son propensas a otra enfermedad común entre los reptiles: Las infecciones respiratorias. Éstos se encuentran típicamente en tortugas, tortugas y lagartos mantenidos en recintos con una humedad incorrecta. Una tortuga griega con una infección respiratoria tendrá sibilancias y parecerá letárgica. Todas estas condiciones son tratables por un veterinario especializado en reptiles si se detectan a tiempo.

Cómo Elegir tu Tortuga Griega

tortuga griega informacion

Como con muchos reptiles, tu mejor apuesta para obtener una tortuga griega será una variedad criada en cautiverio de un criador de buena reputación que conozca su historia médica. Estás potencialmente comprometido con esta mascota durante mucho tiempo y si tiene serios problemas de salud, puede llegar a ser costoso.

En general, una tortuga sana tiene ojos claros, sin moco, y una cáscara lisa sin signos de deformidad o descomposición. Si es posible, pregunta al criador de la tortuga si puedes ver cómo come. La única tortuga que se niega a comer es la que está enferma.

¿Cómo Elegir Una Tortuga de Orejas Rojas Saludable?

¿Cómo Elegir Una Tortuga de Orejas Rojas Saludable?

Los reptiles, tortugas, lagartos, etc en los comercios de mascotas son propensos a estar muy estresados y a veces enfermos. Hay algunos puntos específicos que hay que tener en cuenta cuando se elige una tortuga de orejas rojas antes de llevarla a casa para asegurarse de que la misma no se enferme antes de tiempo.

Los siguientes consejos le ayudarán a evaluar el nivel de estrés y salud de su posible mascota antes de su compra: 

 

Evalúe el Comportamiento de Su Tortuga de Orejas Rojas

La conducta de su tortuga de orejas rojas debe ser brillante, alerta y con capacidad de respuesta. Cuando usted recoge a una tortuga, lo más probable es que introduzca sus patas dentro de su caparazón. Si una tortuga parece letárgica y no responde, lo más probable es que esté enferma y débil. Las tortugas que se mantienen en buenas condiciones también pueden parecer lentas y letárgicas, pero tenga presente que estos reptiles también pueden estar estresados o enfermos debido a condiciones ambientales inadecuadas.

 

Observe el Estado General del Cuerpo de la Tortuga

Las tortugas de orejas rojas deben tener mucho cuerpo y cuando las recoja no deben sentirse como una cáscara vacía. Por otro lado, tampoco deben tener rollos de piel y grasa alrededor de las piernas. Sus caparazones deben estar intactos y lisos.

tortuga como mascota

Observe la Piel y el Caparazón más de Cerca

La piel debe estar flexible y libre de mordeduras y arañazos (estos pueden formar abscesos más adelante). Aunque un poco de piel suelta puede colgarse durante la muda, la piel debe lucir normal y no irritada en el lugar donde se muda. Las tortugas deben tener caparazones duros, lisos y sin defectos. Las llagas, cortes o abrasiones podrían infectarse, mientras que las cáscaras blandas son un signo de enfermedad ósea metabólico. Además, evite las tortugas con caparazones agrietados o rotos, ya que estas lesiones son extremadamente graves.

 

Compruebe la Limpieza General del Tanque Donde Se Encuentra Su Tortuga

Este punto es muy importante, compruebe la limpieza del tanque en el que se encuentra su  tortuga de orejas rojas dentro de la tienda de animales. Las tortugas que se mantienen en condiciones de hacinamiento o insalubres pueden estar estresadas y ser más propensas a enfermarse.

 

Revise los Ojos y Nariz

Deberán estar abiertos, limpios y libres de costras. La inflamación de los ojos o los ojos que se mantienen continuamente cerrados son signos de enfermedad en las tortugas de orejas rojas y otras tortugas. También, tenga cuidado con las secreciones o mucosas alrededor de las fosas nasales que pueden ser signos de una enfermedad respiratoria.

Compruebe la Boca y Cabeza de Su Tortuga

El interior de la mayoría de las bocas de los reptiles es color rosado y liso. Un color rosa pálido o gris en la boca, o la presencia de pequeñas manchas amarillas, blancas o verdes en la lengua son signos de enfermedad y/o podredumbre bucal. También tenga cuidado si la saliva es fibrosa o espesa.

Revise el resto de la cabeza para detectar cualquier hinchazón o asimetría (ambos lados de la cabeza y la mandíbula deben verse igual). La hinchazón o asimetría de las mandíbulas puede ser un indicador de enfermedad ósea metabólica. Otras protuberancias o hinchazones pueden ser abscesos o indicar la presencia de infecciones o enfermedades generales.

Busque signos de enfermedad respiratoria incluyendo secreción de los ojos o de la nariz, respiración con la boca abierta, o un chasquido, sibilancias o sonidos burbujeantes cuando la tortuga respira. La natación asimétrica también es un signo de infecciones respiratorias en las tortugas de orejas rojas.

Mire El Movimiento de Su Tortuga

Los movimientos (en tierra o en el agua) deben ser fuertes y suaves. La debilidad o el temblor pueden ser un signo de enfermedad y los espasmos o temblores pueden indicar la presencia de enfermedad ósea metabólica.

donde viven las tortugas

Más Consejos para Elegir una Tortuga de Orejas Rojas…

 

 Siempre trate de encontrar una tortuga de orejas rojas criada en cautiverio. Es probable que los reptiles capturados en el medio silvestre estén extremadamente estresados y posiblemente enfermos  (tienden a llevar una alta carga de parásitos como mínimo). 

Evite la tentación de «rescatar» una tortuga de orejas rojas que esté claramente enferma o que esté siendo cuidada de forma inadecuada en una tienda. Si bien es una cosa noble de hacer, considere que el que su compra probablemente será reemplazado por otro animal que será descuidado de la misma manera. A eso, además le debe sumar el costo de brindarle una buena atención médica al reptil rescatado y el posible dolor de cabeza si su rescate muere. Sin embargo, considere reportar al vendedor a una autoridad local de bienestar animal.

Tenga todo lo que necesite en casa antes de conseguir una tortuga de orejas rojas. Ir a un nuevo ambiente es lo suficientemente estresante y usted no querrá estar jugando con la instalación de un tanque y la obtención de temperaturas justo después de traer su tortuga a casa. Tenga todo listo y «perfecto» para el recién llegado. Esto significa que tendrá que investigar a fondo las necesidades de su mascota antes de comprarlo y evitar las compras por impulso.

Si una tortuga de orejas rojas parece estar en buenas condiciones pero se mantiene en malas condiciones (temperaturas o iluminación inadecuadas, hacinamiento, tanque sucio, etc.), tenga cuidado. El estrés del cuidado inadecuado puede hacer que el reptil sea susceptible a enfermedades que podrían no ser aparentes hasta más tarde cuando usted tenga a la tortuga ya en su casa.

Conocer el cuidado adecuado de las tortugas de orejas rojas antes de comprarlas hace posible evaluar qué tan bien está siendo cuidado el reptil por el vendedor.

 

Información sobre la Tortuga de Hermann

Información sobre la Tortuga de Hermann

Esta atractiva tortuga, con caparazón amarillo y marrón, escamas gruesas y patas fuertes, es muy codiciada por su temperamento suave y su gran belleza.

En estado salvaje, las tortugas de Hermann viven en laderas rocosas y bosques de robles y hayas de la región mediterránea de Europa. Sin embargo, debido a la pérdida de hábitat, la muerte en la carretera y la recolección excesiva para la industria de mascotas, tanto las tortugas de Western Hermann como las de Eastern Hermann están en peligro de extinción.

Dicho esto, la cría en cautividad y los esfuerzos de conservación han tenido un efecto positivo en la repoblación de la especie.

  • Nombre científico: Testudo hermanni
  • Tamaño: 6 a 8 pulgadas
  • Duración de vida: Hasta 75 años o más

Comportamiento y Temperamento de la Tortuga de Hermann

tortugas-domesticas

La pasiva y amable tortuga de Hermann es una gran mascota para la persona adecuada que vive en un clima adecuado con mucho espacio al aire libre. A esta criatura activa le gusta correr (sorprendentemente), cavar, buscar comida, escalar y tomar el sol.

Las tortugas macho interactúan frecuentemente y pueden participar en combates, especialmente durante las temporadas de apareamiento de primavera y otoño.

Durante el cortejo, las tortugas macho persiguen y embisten excesivamente a las hembras, a veces causando daño. Por esta razón, es mejor alojar a los machos y a las hembras por separado para evitar lesiones, uniéndolos sólo para aparearse.

Alojamiento de la Tortuga de Hermann

Las tortugas adultas de Hermann no están bien alojadas en interiores. Así que tenga esto en cuenta antes de comprar uno. Y dado que se recomienda encarecidamente alojarse al aire libre, asegúrese de vivir en un clima que se asemeje mucho al del Mediterráneo (Italia, Grecia, Bulgaria y Rumanía).

Las temperaturas diurnas deben ser de alrededor de 80 a 86 grados Fahrenheit (27 a 30 grados Celsius) y no deben descender por debajo de 65 a 70 grados Fahrenheit (18 a 21 grados Celsius) en la noche.

El hábitat de la tortuga debe consistir en una bandeja de agua poco profunda (preferiblemente hundida en el suelo), rocas, pequeños árboles y arbustos, y un refugio para protegerla de las condiciones climáticas extremas y de los depredadores. El corral también debe ser a prueba de fugas, ya que estas tortugas activas tienden a trepar y excavar.

Calor

Si decide alojar a su tortuga en interiores, es necesario un recinto bastante grande (un mínimo de 2 por 4 pies). Proporcione una luz de calentamiento que imite al sol, con un punto de calentamiento (las rocas planas funcionan bien) que tenga una temperatura ambiente de alrededor de 95 grados Fahrenheit (35 grados Celsius). También es necesario tener un área fresca y sombreada para que su tortuga escape del calor.

Sustrato

Una mezcla de tierra, arena y corteza de ciprés compostada debe formar el sustrato en el recinto de su mascota. La mezcla de abono debe tener unas 2 pulgadas de profundidad para que su tortuga pueda cavar y juguetear en la tierra.

Las madrigueras permiten que la tortuga se enfríe por sí misma, a la vez que proporcionan una forma de frustrar el aburrimiento. También se debe proporcionar una cacerola de agua poco profunda para beber y para refrescarse. Asegúrese de proporcionar uno lo suficientemente profundo para que su mascota sumerja todo su cuerpo.

Otras Preocupaciones Ambientales

Si la temperatura del recinto o al aire libre cae por debajo de 50 grados Fahrenheit, su tortuga mascota puede decidir hibernar. De hecho, algunas especies hibernan en la naturaleza hasta cinco meses, generalmente entre octubre y abril.

Para las tortugas de interior, sin embargo, es difícil mantener las condiciones ambientales que conducen a una hibernación segura. Por lo tanto, es mejor no dejar que la temperatura de su recinto baje para mantener activa a su tortuga durante todo el año.

Alimentos y Agua

tortugas-comprar

La dieta de una tortuga debe replicar el forrajeo silvestre. Elija una variedad de hojas verdes y pastos para alimentar a su mascota. Luego, complemente con cantidades más pequeñas de verduras (brócoli, col, coliflor, pepino y zanahorias) y frutas (manzanas, albaricoques, uvas, melones, duraznos y fresas).

Para una tortuga de interior, es particularmente importante aumentar su nutrición ya que no está expuesta directamente a la luz solar. Un alimento para tortugas, completo con calcio y vitamina D3, funciona bien.

Las tortugas salvajes también comen insectos, babosas y carroña, pero si las complementa con estos bichos, tenga en cuenta que alimentar a su mascota con demasiadas proteínas animales puede dañarla. Y como las tortugas son particularmente vegetarianas, nunca alimente a su perro o gato reptil con comida.

Problemas Comunes de Salud

Durante la temporada de apareamiento, las tortugas se vuelven agresivas, tanto machos sobre machos como machos sobre hembras. Por lo tanto, las tortugas deben ser monitoreadas e inspeccionadas diariamente en busca de heridas durante este momento crucial. Cuide todas las lesiones adecuadamente aislando primero al reptil herido.

Luego, limpie la herida y retire los restos. Luego, aplique una solución antibacteriana como la miel y cubra la herida. Tenga cuidado al hacerlo, sin embargo, porque a las tortugas no les gusta que las manipulen innecesariamente y el estrés podría prolongar la curación. Las heridas abiertas y desatendidas son propensas a las infecciones y constituyen un caldo de cultivo para las moscas y los gusanos.

tortugas-en-casa

Las tortugas en cautiverio también son susceptibles a una serie de otras enfermedades. La infección respiratoria puede ocurrir en tortugas que no han sido cuidadas adecuadamente. Y el estrés ambiental o la falta de alimentos frescos y agua limpia pueden conducir a una infección.

Si sospecha que su tortuga tiene una infección respiratoria, llévela a su veterinario exótico. Lo más probable es que le recete una ronda de antibióticos. Con el cuidado adecuado y buenas condiciones de vida, su tortuga debería mejorar, aunque puede tardar de varias semanas a un mes en recuperarse por completo.

La enfermedad ósea metabólica puede ocurrir en tortugas de compañía debido a la falta de calcio o a un problema de absorción de calcio. Debido a que las tortugas silvestres toman el sol la mayor parte del día, se necesita una luz de espectro completo para que puedan absorber naturalmente la vitamina D (un nutriente necesario para la absorción de calcio).

La prevención es fácil si se proporcionan las condiciones adecuadas y los nutrientes adecuados. Aún así, si su tortuga muestra signos de esta enfermedad -como un caparazón blando o deforme- llévela al veterinario. Las condiciones deben ser corregidas y el calcio líquido puede necesitar ser suplementado.

Si se produce deshidratación, puede producirse un prolapso de la cloaca cuando la vejiga de la tortuga forma una «piedra» que el reptil intenta pasar. Si esto sucede, su veterinario ayudará a su mascota a retirar el cálculo y manipular el órgano de nuevo en su interior, lo que a veces resulta en una sutura para que sane completamente.

Cómo elegir la Tortuga de Hermann

Es mejor comprar su tortuga directamente de un criador, tanto para la salud de la mascota como para la supervivencia de la especie. Comprar a un criador de buena reputación asegura que su mascota no ha sido adquirida de una fuente que está agotando las poblaciones silvestres. Los criadores también ofrecen un cuidado excelente.

Sin embargo, no se recomienda comprar una tortuga de Hermann en una tienda o distribuidor de mascotas. Los comerciantes pueden haber obtenido sus tortugas de una fuente no confiable y, a menudo, el ambiente de vida que proporcionan es inferior a la media, lo que conduce a una mascota enferma.

Especies Similares a la Tortuga de Hermann

Si le interesan mascotas similares, compruébalo:

De lo contrario, consulte todos nuestros otros perfiles de la raza de tortuga.