Importancia de Encontrar la Causa del Miedo de un Perro

Los perros pueden exhibir un comportamiento temeroso en una variedad de circunstancias. Algunos miedos y fobias comunes de los perros incluyen tormentas eléctricas, niños y viajar en coche. Puede haber varios factores que contribuyen al desarrollo del miedo o fobia en los perros.

Si su perro sufre de miedo o fobia es importante que intente averiguar la causa. Los efectos del miedo de un perro son estresantes tanto para el perro como para el dueño. Descubrir la fuente del miedo es a menudo el primer paso para resolver o aliviar el problema. Superar el miedo es beneficioso porque acabará con la ansiedad y el sufrimiento por los que pasan el perro y su dueño. Dado que los perros pueden volverse agresivos como resultado del miedo, el control del comportamiento temeroso de un perro puede ayudar mucho a mantener a todos a salvo.

mi-perro-tiene-miedo-a-los-truenos

Falta de Socialización Temprana

Una de las causas más comunes de miedo o fobia en los perros es la falta de socialización temprana. Los perros atraviesan un período crítico de desarrollo cuando tienen entre 8 y 16 semanas de edad. Los perros que no están expuestos a cosas nuevas durante este período pueden tener miedo de cosas nuevas más adelante en la vida. Esta es una de las principales razones por las que los perros se asustan de cosas como montar en el coche, conocer a extraños y subir y bajar escaleras.

Las fobias y los miedos que se desarrollan debido a la falta de socialización temprana pueden remediarse exponiendo a un perro a las cosas que teme usar. Al acostumbrar lentamente a su perro a personas, lugares y objetos desconocidos, es posible que pueda eliminar por completo el miedo o la fobia. O al menos aliviar el grado de miedo del perro.

mi-perro-tiene-miedo-en-la-calle

Experiencias Negativas

Las experiencias negativas son otra razón por la que los perros desarrollan miedos y fobias. Sassy, una Labrador Retriever negra es un buen ejemplo de un perro que desarrolló un miedo debido a una mala experiencia. De cachorra Sassy se quedó sola en casa mientras sus dueños trabajaban. Sin que los propietarios lo supieran, un día vino un obrero a reparar el techo del edificio de apartamentos. Sassy estaba sola y asustada mientras escuchaba los continuos golpes en el techo durante todo el día. Sus dueños volvieron a casa y encontraron a su cachorro. Por lo general era exuberante, pero la hallaron acurrucada en un rincón temblando y babeando.

Después de algunas investigaciones se dieron cuenta de la causa de sus miedos. Por el resto de la vida de Sassy, ella tuvo un miedo severo a los ruidos fuertes. A menudo necesitaba ser medicada durante las tormentas eléctricas. Otros ruidos fuertes hacían que se escondiera en el baño.

La historia de Sassy no es infrecuente. Si un perro combina a una persona, lugar u objeto con una experiencia traumática, es posible que el perro desarrolle miedo o fobia a esa cosa. El grado de traumatismo necesario para que un perro desarrolle una fobia difiere de un perro a otro. Algunos perros pueden ser maltratados a una edad temprana y aún así saludan a cada extraño que encuentra con una cola que se mueve. Otro perro puede tener la cola tirada por un niño una o dos veces y es suficiente para que desarrolle un miedo a los niños pequeños.

mi-perro-tiene-miedo-al-collar

Factores Genéticos

La genética también juega un papel en el comportamiento temeroso. Así como un perro puede heredar el color y el tamaño del pelo de sus padres, también puede heredar rasgos de personalidad. Tiene sentido que un perro tímido tenga más probabilidades de producir descendientes tímidos. Puede ser difícil determinar si el miedo de un perro proviene de la genética. Pero una pista es que un perro cuyo miedo proviene de una predisposición genética puede parecer temeroso de muchas cosas en lugar de tener sólo una fobia específica. También hay algunas razas que son generalmente más asustadizas que otras.

El miedo que se debe a factores genéticos puede ser difícil de superar. Sin embargo puede ser beneficioso trabajar con un entrenador de perros o un conductista que tenga experiencia trabajando con perros temerosos. Tambien puedes enseñarle desde muy temprana edad , trucos para su entrenamiento. Es posible que no sean capaces de hacer que los miedos de su perro descansen por completo. Pero sí es importante cambiar el grado de miedo para que su perro sea más feliz y se sienta más cómodo en diferentes situaciones.

Si sospecha que su mascota está enferma llame a su veterinario inmediatamente. Para preguntas relacionadas con la salud, siempre consulte a su veterinario. Ellos han examinado a su mascota. Conocen su historial de salud y pueden hacer las mejores recomendaciones para su mascota.