Traer un nuevo cachorro a tu hogar cambiará tu vida para siempre. Los cachorros representan mucho trabajo, pero también traen mucha alegría a tu mundo. Ya sea que estés comprando tu primer cachorro o simplemente necesites un curso de actualización de perros, esto es lo que debes saber  acerca de como cuidar a tu cachorro para que  vaya por el buen camino hacia la edad adulta.

 

1. Elige el Cachorro Adecuado

Si sientes que es el mejor momento para darle la bienvenida a un cachorro en tu hogar, tendrás que escoger la mejor opción para ti .

Quizás tu futuro compañero te encuentre, un cachorro puede entrar a tu vida por casualidad y puedes sentir una conexión instantánea y saber que ese es. Pero otras veces no sucede así, en esos casos debes asumir la importante tarea de salir y encontrar el tipo de cachorro adecuado para ti.

Primero, examina tu estilo de vida y considera lo que estás buscando en un cachorro. ¿Quieres un perro de raza pura o de raza mixta? ¿Grande o pequeño? Otros aspectos a considerar son las necesidades de aseo , ejercicio, el temperamento y los posibles problemas de salud.

Ahora, debes decidir dónde buscar tu nuevo cachorro. ¿Visitarás un refugio de animales para adoptar a tu nuevo perro? O al contrario, buscarás un criador responsable. La investigación y la paciencia son esenciales a lo largo de este proceso. Cuando finalmente hayas encontrado al cachorro adecuado, tendrás un amigo para toda la vida.

 

cuidados-de-un-perro

2. Prepara tu Casa para el Cachorro

Antes de llevar a casa a tu cachorro, debes asegurarte de que tu hogar sea lo más seguro posible, tanto para su nuevo cachorro como para tus pertenencias. El proceso de revisión de cachorros es similar al de un hogar para niños pequeños, pero hay ciertas diferencias.

cachorros-en-casa

Primero, hazte una idea de como visualiza el cachorro tu hogar. Los cables eléctricos, las toxinas y los artículos frágiles deben colocarse completamente fuera de su alcance. Recuerda que su cachorro puede saltar, trepar, masticar y rascarse, así que coloque lo que pueda en un lugar alto o en un gabinete cerrado con llave.

Ten en cuenta que los cierres «a prueba de niños» no tienden a funcionar en cachorros curiosos . Es mejor asegurar los gabinetes y cajones inferiores con cerraduras o herrajes metálicos.

Instala puertas para bebés duraderas o puertas para mascotas si es necesario para mantener a tu cachorro alejado de ciertas habitaciones de tu hogar. También son una buena idea para mantener a tu perro alejado de la cocina (especialmente del bote de basura) y de las escaleras. Todo lo antes mencionado no solo mantiene al cachorro a salvo, sino que también te brindará tranquilidad.

3. Ponle Nombre a tu Cachorro

A medida que tu cachorro se une a la familia, aparece la importante tarea de nombrar al cachorro . Obviamente, usarás el nombre de tu perro constantemente a lo largo de su vida, por lo que tu elección debe ser sabia.

nombres-de-cachorrosElige un nombre con un toque bonito y no sea demasiado largo. Debe ser fácil de decir y simple para que tu cachorro lo entienda. También es importante que el nombre de tu perro no suene demasiado similar a otras palabras que le planees enseñar.

Es posible que desees nombrar a tu cachorro con algo que describa su personalidad o apariencia. Aunque también es posible que desees algo único y bonito. Una vez que hayas elegido un nombre, úsalo mucho. En poco tiempo, tu cachorro aprenderá su nombre y responderá a él.

4. Ten Suministros Esenciales para tu Cachorro

Tu nuevo cachorro necesitará ciertos artículos desde el principio. Algunos son esenciales para el bienestar de tu cachorro, mientras que otros serán muy útiles en general. Los artículos más importantes incluyen una correa y un collar con identificación, recipientes para comida y agua y juguetes para masticar. También debe tener una cama cómoda para perros y, preferiblemente, una jaula .

perro-cachorroAlgunos de estos artículos pueden durar siempre, mientras que otros a medida que tu cachorro crece, deberán ser reemplazados. Por una parte, los collares pueden ser ajustables hasta cierto punto, mientras que en el caso de una perrera es mejor comprar un tamaño más grande para poder usarla en las diferentes etapas del cachorro.

También es importante prepararse adecuadamente para los gastos asociados con el nuevo miembro de la familia. Crea un presupuesto y trata de mantenerlo. Asegúrate de contar con dinero extra en tu presupuesto para gastos inesperados.

5. Escogiendo la Comida de tu Cachorro

La dieta de tu cachorro puede hacer toda la diferencia en su salud y bienestar. Antes de decidirte por una comida para cachorros, haz tu investigación. Habla con tu veterinario , con otros profesionales de mascotas y con otros dueños de perros. Recuerda que si la comida que eliges inicialmente no cumple con tus expectativas, puedes cambiar gradualmente a otra comida.

alimentacion-del-cachorroHoy en día, las opciones de comida para perros parecen infinitas. A algunos propietarios les gusta alimentar a sus perros con alimentos de primera calidad, mientras que otros piensan que las dietas holísticas / naturales son las mejores. Las dietas caseras y crudas también son cada vez más populares; en fin hay por donde escoger.

Mientras investigas alimentos para cachorros, ten en cuenta la calidad de los ingredientes, la inclusión de nutrientes adecuados y el sabor. Asegúrate de elegir un alimento que sea apropiado para el crecimiento (no alimentos para perros adultos ). Por último, la comida debe ser saludable para tu cachorro y debe disfrutar al comerla.

6. Cómo Mantener a tu Cachorro Saludable?

Preferiblemente encuentra a un veterinario antes de obtener un cachorro. A los pocos días de llevar a tu nuevo cachorro a casa, debes llevarlo a un veterinario para un examen general. Toma las medidas necesarias para que sea una buena experiencia para tu cachorro y tenga menos probabilidades de temer a la visita del veterinario.
perro-cachorro-casa-de-mascotasEn el transcurso de los primeros seis meses de tu cachorro, verás mucho al veterinario. Esto comienza con vacunas para cachorros y generalmente conduce a la esterilización o castración. Por lo general, los cachorros deben ser esterilizados o castrados alrededor de los seis meses de edad.

Tu veterinario puede ayudarte a identificar cualquier problema de salud potencial desde el principio y aconsejarte sobre el cuidado de tu perro a largo plazo. La visita inicial también abre las puertas de la comunicación contigo y el veterinario.

Para ayudar a mantener bajos los gastos de tu cachorro, puedes considerar comprar un seguro de salud para mascotas, que podría cubrir hasta el 80 por ciento de los costos de atención médica de tu perro.

7. Vacunas del Cachorro

Las vacunas protegen a tu cachorro y otros perros de enfermedades potencialmente fatales. Al igual que a los bebés humanos, los cachorros (y los gatitos) necesitan inmunizaciones básicas para protegerse cuando los anticuerpos maternos se desvanecen. La serie de vacunas que se les pone a los cachorros es uno de los aspectos más importantes de la vida temprana de tu perro.

a-que-edad-se-vacunan-los-cachorrosDesafortunadamente, la vacunación de mascotas se ha vuelto controversial para aquellos que temen a las vacunas en general. Esa es la razón por la que muchos veterinarios se están moviendo hacia un protocolo de tres años (en lugar de anual) para perros adultos. Sin embargo, cuando se trata de cachorros, hay un conjunto diferente de reglas, ya que la amenaza de enfermedades prevenibles por vacunación es extremadamente alta para los perros. Estas enfermedades no solo pueden probocar la muerte del cachorro, algunas de ellas también pueden propagarse a los humanos.

Las visitas rutinarias para vacunas permiten al veterinario ver a tu cachorro cada pocas semanas y controlar su crecimiento y su salud en general. Habla con tu veterinario sobre el mejor plan de vacunación para tu cachorro.

8. Entrenando a tu Cachorro en Casa

El entrenamiento en casa es una de las primeras cosas que le enseñarás a tu nuevo cachorro. Este proceso a veces puede ser bastante arduo, sin embargo hay algunos cachorros aprenden más rápido que otros.

adiestrar-cachorro-casa-de-mascotasDeberías comenzar el entrenamiento en casa tan pronto como traigas a tu cachorro, no obstante necesitarás paciencia. Los cachorros generalmente no pueden controlar sus vejigas e intestinos hasta aproximadamente las 12 semanas de edad. Si tu cachorro es más joven que esto, solo sé paciente.

Comenzar temprano puede ayudar a que tu cachorro tenga una rutina. A medida que tu perro crezca y desarrolle el control sobre sus funciones corporales, ya sabrá qué hacer. Como regla general, debes llevar a tu cachorro al «orinal» designado inmediatamente después de comer o beber. Sin embargo, los accidentes ocurren, así que prepárate, se consistente y paciente.

9. Entrenamiento Básico de los Cachorros y la Socialización

Más allá de las reglas de la casa, hay muchas más reglas que necesitarás enseñarle a tu perro. Empezar a trabajar en la socialización y el entrenamiento con correa preparará el escenario para la enseñanza de comandos básicos, como sentarse, atender al llamado y quedarse. Enseñarles varios comandos básicos puede ayudarlo a controlar algunos problemas de comportamiento.

edad-para-adiestrar-un-cachorroSolo recuerda que los cachorros son curiosos, activos y que están en plena dentición por lo que se ponen todo en la boca. Trabaja esto reemplazando el objeto inapropiado con un juguete aceptable para que pueda masticar de forma segura. Distrae a tu perro de su conducta maliciosa ofreciéndole algo más agradable, como un juego, una caminata u otra actividad. Recompensa a tu cachorro con golosinas o elogios por cambiar su atención y hacer lo que le pides.

Aunque el entrenamiento del cachorro puede ser un desafío, el resultado hará que los esfuerzos valgan la pena. Una base sólida de entrenamiento proporciona estructura y le da confianza a tu perro. Los perros bien entrenados son los perros más felices.

10. El vínculo con tu Cachorro

El vínculo que tienes con tu cachorro comienza en el momento en que entra en tu vida y nunca deja de crecer. Puedes fomentar este vínculo a través del afecto, el entrenamiento, el aseo, el tiempo de juego, el ejercicio general y la participación en diversas actividades. cachorros-amorosos-casa-de-mascotasSi deseas, puedes unirte a una clase de obediencia y comenzar a entrenarlo en deportes caninos como : la agilidad y el flyball, o hasta participar en exposiciones caninas.

Una de las maneras más amables de vincularse con tu perro y permitir que tu perro se vincule con otros, es involucrarte con la terapia asistida por animales. Si tu cachorro es adecuado para la terapia, puede comenzar el entrenamiento para visitar a personas en hospitales y hogares de ancianos o ayudar a los niños a leer y aprender.

Finalmente, fortalecer y preservar el vínculo humano-canino beneficia la salud y el bienestar tanto tuyo como de tu cachorro: