Manejar a una mascota es una de las alegrías de tenerla, pero no todas las mascotas, como algunos hámsteres nuevos, disfrutan de ser manejadas de inmediato. Algunos hámsteres necesitan ser domesticados antes de que usted pueda sostenerlos con seguridad.

Afortunadamente hay algunos pasos probados y verdaderos que usted puede tomar para tener a su hámster en sus manos en un abrir y cerrar de ojos.

Reglas para Domar Hámsteres

casa-para-hamster

Para facilitar el manejo y la domesticación, hay algunas reglas sencillas que debe seguir para asegurarse de que su hámster no se estrese antes de comenzar el proceso de entrenamiento.

1. Cuando traiga a casa un hámster nuevo, dele una semana más o menos para que se adapte a su nuevo hogar y sus alrededores antes de que intente hacer mucho ejercicio.

2. Asegúrese de que su hámster tenga una jaula de buen tamaño y las demás necesidades de una vivienda libre de estrés.

3. Coloque la jaula de su hámster en un lugar donde esté cerca de personas, pero sin ser molestado por el exceso de ruido, otras mascotas y otras distracciones (especialmente durante el día cuando los hámsteres duermen la mayor parte de su tiempo).

4. No moleste ni trate de manipular a su hámster durante el día mientras duerme. Trabaje en su doma y manipulación sólo después de que haya emergido de su nido por sí solo.

Pasos para Domar a un Hámster

Domar a un hámster requiere tiempo y paciencia. No corra por los escalone. Tómese el tiempo para conocer a su hámster y responder a sus señales. La clave aquí es ganarse la confianza de su hámster para que pueda aprender que no hay razón para tenerle miedo.

Prepare su Hámster

Permita que su hámster se sienta cómodo en su nuevo entorno. Las señales de un hámster relajado son que está comiendo, bebiendo y jugando cuando usted está presente.

Pase más tiempo alrededor de la jaula de tu hámster y hable en voz baja con él para que se acostumbre a tu voz. Si no sabe qué decir, intente leer un libro en voz alta o cantar en voz baja.

Convenza a su hámster con Golosinas

hamster-live

Ofrezca algunos dulces favoritos a su hámster de su mano. Comience por ofrecer golosinas a través de las barras de la jaula si tiene una jaula de alambre, de lo contrario, sólo ofrézcalos justo en el borde de la puerta de la jaula.

Una vez que tu hámster se apresure a buscar las golosinas, trate de colocar su mano dentro de la jaula. No intente tocar a su hámster, sino que deje que su hámster se acerque a explorar su mano.

Coloque la golosina en su mano abierta dentro de la jaula para que su hámster tenga que quitar la golosina de su mano (y tal vez coloque una pata o dos en su mano para obtener la golosina). De nuevo, no fuerces esto, pero deje que su hámster venga a usted.

Luego, trate de colocar la golosina en su mano de modo que su hámster tenga que treparse a su mano para obtenerla. Una vez que su hámster esté haciendo esto valientemente (y sólo entonces), trate de recogerlos suave y lentamente.

Las primeras veces su hámster probablemente saltará de su mano, pero séa gentil y persistente ya que eventualmente, su hámster se dará cuenta de que en sus manos estará a salvo.

Sea Paciente

El tiempo entre pasos varía, especialmente dependiendo de la edad del hámster y de su personalidad. Su hámster puede aceptar rápidamente ser recogido, tomar golosinas de su mano, etc., o puede tomar un mes o más para estar lo suficientemente relajado para hacerlo.

Cómo Recoger un Hámster

vida-de-un-hamster

La mejor manera de recoger a un hámster es con la palma de la mano con la otra mano sobre su espalda. Lo mejor es empezar a levantar el hámster justo por encima de su regazo o de alguna otra superficie blanda en caso de que se caiga o salte.

A medida que el hámster se sienta más cómodo, deje que se arrastre de una de sus manos a la otra y sobre sus brazos. Usted puede continuar ofreciendo golosinas, aunque su hámster puede no estar tan interesado en golosinas cuando hay cosas más interesantes para ver y explorar.

Recogiendo a un Hámster Indómito

Puede haber un momento en el que necesite recoger un hámster que aún no ha sido domesticado, como por ejemplo para limpiar su jaula. Para ello, coloque un vaso (o tubo de cartón con papel relleno en un extremo para cerrarlo) en su lado delante del hámster y páselo suavemente en el vaso (o tubo) para llevarlo. La mayoría de los hámsters entran en la taza por curiosidad.

Se pueden usar guantes o una toalla gruesa si usted debe recoger un hámster que muerde y si el método de la taza no ha funcionado. Esto puede ser muy estresante y hacer que su hámster se resista aún más al manejo, así que si es necesario usar este método, tenga mucho cuidado de ser lo más suave posible.