Si tu cachorro teme viajar en el coche, puede ser una molestia viajar con él, incluso llevarlo a hacer mandados. Algunos cachorros tienen ataques, lloran y hasta se enferman en el camino. Aprende lo que puedes hacer para aliviar esos temores y que tu nuevo perro se convierta en un excelente compañero de viaje en casa y fuera de ella.

¿Por qué los Cachorros Odian los Coches?

Mientras que algunas mascotas esperan con ansias los paseos en coche, es comprensible por qué algunas desarrollan miedo a ello. Muchos paseos en coche terminan en el veterinario para vacunas y termómetros desagradablemente fríos insertados en lugares incómodos.
Puede que quieras consolar a tu mascota asustada, pero ten cuidado de no imitar los sonidos que tu perro está haciendo. Cuando haces lo que piensas que son sonidos tranquilizantes y simpáticos, a tu perro le puede sonar como si fuera su propio gemido. Podrías estar reforzando el hecho de que los viajes en coche son incómodos y asustadizos, incluso para los humanos, y darle a tu cachorro una justificación para seguir quejándose.

Aliviar los Miedos de los Cachorros al Viajar

Asocia los coches con experiencias divertidas y felices en lugar de sólo ir al veterinario. Este proceso, llamado desensibilización, requiere paciencia y tiempo, pero funciona ya sea que una mascota actúe asustada, enferma o simplemente hiperactiva. Una vez que tu cachorro se dé cuenta de que un paseo en coche significa cosas maravillosas, estará deseando que llegue cada viaje.

carros-y-perros

Convierte la Hora de Comer en la Hora del Coche

Para cachorros muy asustados, coloca el cuenco junto al coche. Después de varios días cuando se acostumbre a eso, alimenta al perro en el asiento trasero mientras dejas la puerta del auto abierta.

Entre horas de alimentación, arroja golosinas en la puerta abierta del coche para que el cachorro las encuentre.

Juega Cerca del Coche

El perro debe aprender que estas cosas buenas en la vida suceden cuando está cerca del auto. Si dejas las puertas del coche abiertas y el perro sube, no hagas un gran escándalo, sólo continúa el juego como si no fuera gran cosa.

Siéntate en el Auto en Silencio

Cuando tu cachorro esté comiendo o distraído en el asiento trasero, siéntate en el asiento delantero detrás del volante. Sólo siéntate ahí por un rato como si no fuera gran cosa, y luego vete, para que entienda que nada aterrador sucede cuando tú también estás en el auto. Haz esto por un día.

Al día siguiente, cuando estés al volante y tu cachorro esté en el asiento trasero comiendo sus golosinas, enciende el coche. Entonces apaga el motor y sal sin ir a ninguna parte. Haz esto tres o cuatro veces durante el día hasta que la mascota lo tome como algo natural.

Haz Viajes Cortos

Finalmente, después de arrancar el auto, retrocede hasta el final de la entrada y deténte. Haz esto dos o tres veces seguidas, siempre dejando salir a la mascota cuando regrese. Si el cachorro gime, camina o muestra estrés, es posible que te estés moviendo demasiado rápido para ello. El proceso toma un tiempo, pero funciona.

Continúa aumentando el tiempo de uso del automóvil gradualmente: un viaje alrededor de la cuadra y luego a casa, luego un viaje al lugar de diversión más cercano, como el parque, antes de regresar a casa. Vaya a un lugar donde sepa que su perro disfrutará. Haga que cada viaje en carro sea alegre y positivo para que la experiencia haga que el perro espere con ansias el próximo viaje.

Entrenamiento de Cajas en el Coche

Es una buena idea entrenar y confinar a tu cachorro con el coche en movimiento. Un animal suelto dentro del coche puede ser peligroso tanto para la mascota como para el conductor. Invierta en un cinturón de seguridad, una barrera para automóviles o una caja transportadora . Considera esta guía de las mejores cajas transportadoras para tus perros .

cachorros-de-perros

Problemas con los Cachorros en el Coche

Los cachorros pueden ser aplastados mediante el uso de bolsas de aire, así que manténgalos en el asiento trasero.Muchos accidentes han ocurrido cuando un perro se pone bajo los pies y el conductor no puede usar los frenos o el acelerador apropiadamente. Sobre todo, un perro en el asiento delantero es una distracción, y tu necesitas mantener tu atención en tu conducción.

Una vez que tu perro sea demasiado grande para caber en una jaula del tamaño de un coche, considera instalar una barrera cerrada o ponerle un arnés, usando el cinturón de seguridad. Aunque a tu perro no le guste esto al principio, es lo más seguro a largo plazo.

Al asegurarse de que la mayoría de tus viajes en coche son a los destinos que tu perro disfrutará, puedes gradualmente aliviar los miedos de tu perro. Con persistencia, puedes tener una mascota que no sólo tolera los paseos en auto, sino que también los espera con ansias.