Adoptar un perro de raza grande es una decisión para tomar en familia, y es que finalmente el núcleo del hogar estará completo con la llegada de un nuevo integrante. Sin embargo, todo es muy romántico hasta que llega la hora de pensar: ¿Cómo cuido a mi grandulón? ¿Cómo acondiciono mi casa para su estadía? Y es muy inteligente que te hagas esta clase de preguntas, pues convivir con un perro de raza grande es muy distinto a cuidar a los de razas pequeñas. Sus necesidades y especificaciones son aspectos que debes conocer a la perfección para cuidarlos y darles la vida que se merecen.

Así que si ya tienes un can grande en casa o si estás a punto de adoptarlo, no te puedes perder este artículo en el que hablaremos de todas las consideraciones básicas y cuidados de estos peludos amigos.

El espacio es lo de menos cuando de perros grandes se trata, solo necesitas satisfacer sus necesidades físicas, fisiológicas y sociales para tener una mascota feliz y saludable. Te indicaremos los principios básicos para su garantizar su bienestar.

Lo primero que debes saber

Convivir con un perro grande de la raza que sea contempla una responsabilidad añadida, pues requieren de espacio, entrenamiento cuidadoso y tiempo de calidad para ejercitarse. La mayoría de los canes grandes son nobles y necesitará de tu paciencia y amor para tener un buen comportamiento. Debes tomar en cuenta que tu perro pesará unos 20 kilos aproximadamente y comerá muchísimo. ¿Listo para tal aventura?

Alimentación

Tu amigo tendrá necesidades nutricionales específicas, pues cuando son cachorros debes tener cuidado de no sobrealimentarlos y que crezcan demasiado rápido causándole problemas en las articulaciones. Lo que tienes que tener en cuenta es que comerá en cantidades y que su alimento debe incluir ácidos grasos y otros ingredientes para la salud de sus articulaciones. De todas maneras, lo más recomendable es asesorarse con el veterinario según la raza.

Adiestramiento

Todo animal doméstico requiere de educación, y lo más recomendable es hacerlo desde cachorro con tu peludo grande. Déjale claro que eres tú el amo y que no podrá intimidarte con su tamaño. Al recibir órdenes desde cachorro, al ser adulto no le costará seguir tus instrucciones.

Tómate el tiempo necesario para entrenar a tu perro y proporciónale toda la actividad física que pida para evitar que haga travesuras y que se aburra, por lo general, son razas muy activas y juguetonas.

Salud

perro grande

Los caninos de raza grande son propensos a sufrir problemas asociados a sus articulaciones, como la displasia de cadera por las grandes tensiones del área. Así que los cuidados en este aspecto es fundamental para su bienestar. Debes estar atento a las señales y consultarlo con tu veterinario mensualmente para tener un control. Protegiéndolo y llevándolo al médico con regularidad, tu perro será feliz y saludable.

Aseo y pelaje

Imagínate bañar a un semejante de 30 kilos con doble pelaje de capa, ¡impresionante! Así que la parte de su entrenamiento toca la puerta también en su aseo, pues entrenándolo para que se comporte y se acostumbre al agua será muy importante para hacer la tarea más sencilla. Aunque lo lleves a bañar con especialistas, nunca está demás tener conocimientos en peluquería canina, pues al mantener su pelo, dientes, y orejas limpias con sus uñas recortadas, tu perro solo requerirá de un baño ocasional.

Juguetes y esparcimiento

Tu súper perro necesitará de juguetes y accesorios duros, así que busca todos aquellos artículos diseñados para razas grandes. Camas XXL, tazones grandes y juguetes robustos. Por otra parte, tu amigo peludo tiene que quemar energías para no sufrir de daños en casa ni en su organismo. Llévalo a pasear o corre junto a él diariamente, ¡ejercicio para ambos!

Tener un can gigante en casa será una experiencia fantástica siempre y cuando sigas todas estas recomendaciones que, acompañadas de mucho amor, te ayuden a formar a un perro feliz, saludable y amistoso. ¡Notarás que su tamaño es lo de menos! Tener que lidiar con tu mascota King ya no será un problema, sino más bien un aprendizaje divertido que disfrutarán en conjunto.