La mayoría de los propietarios de aves han oído que es importante controlar el excremento de dichos animales para detectar signos de enfermedad. Sin embargo, puede ser difícil determinar exactamente qué es «normal» cuando se trata de controlar sus excrementos. Puede parecer asqueroso, pero analizar las haces de su ave en busca de color, textura y otros factores puede ser de gran ayuda para mantener a su  pequeña mascota con alas saludable. 

Color de Los Excrementos

Los excrementos de pájaros sanos pueden mostrar una variedad de colores y aún así ser considerados «normales». Como sabemos, las aves consumen muchos tipos de frutas y verduras frescas, una gran variedad de semillas y gránulos multicolores si usted es de los que complementa las comidas de su ave con una dieta de venta comercial. Los colorantes artificiales, combinado, con los alimentos frescos de las cuales el ave se alimenta, producirán naturalmente un arco iris en su proceso de digestión. 

Sin embargo, si notas una tonalidad amarillenta elevada o negra, puede ser signo de un problema de salud grave que necesita atención veterinaria inmediata.

Textura 

La textura de los excrementos también variará según la dieta de su ave. Sin embargo, hay ciertas cosas que debe tener en cuenta cuando analice las heces de su mascota para asegurarse de su buena salud.

En primer lugar, las gotas no deben ser ni demasiado húmedas ni demasiado secas. Una buena regla empírica es que el excremento debe estar cerca de imitar la consistencia de la pasta de dientes, a falta de una analogía menos asquerosa.

Estese atento a excrementos muy oscuros o que parezcan «alquitranados», ya que esto puede ser un signo de hemorragia interna, que requiere atención veterinaria inmediata.

Olor 

En general, la caca de su ave debe producir poco o ningún olor. La hez maloliente puede ser indicativa de infección, problema intestinal u otro tipo de enfermedad. 

Presta atención cuando el ave defeca, vea si parece haber algún olor perceptible alrededor de la jaula. Si su nariz detecta algo que no es «correcto» en cuanto al olor, probablemente sea una buena idea contactar a su veterinario para una evaluación.

Presencia de Líquidos

A diferencia de los mamíferos y otros tipos de animales, los excrementos de las aves normalmente no son sólidos. Más bien, debe haber una buena cantidad de líquido presente en los desechos de un ave sana, ya que la anatomía de un ave no tiene un mecanismo separado para eliminar los desechos líquidos de su cuerpo.

En su lugar, la orina y las heces se expulsan al mismo tiempo. La orina en los excrementos de las aves normalmente se presenta como un líquido de color blanco, pastoso, y por lo general comprende alrededor del 30 al 50 por ciento del volumen de los excrementos. Aunque esto puede variar ligeramente sin ser motivo de alarma, debes informar a su veterinario si teme que haya demasiado o muy poco líquido en los desechos de su ave.

 

Tamaño y Cantidad

Como es de esperar, el volumen de los excrementos de un ave será relativo al tamaño del ave que los produce. En otras palabras, las aves pequeñas producirán excrementos más pequeños, y las aves más grandes producirán excrementos más grandes. 

Dependiendo de la dieta, se pueden esperar ligeras variaciones en lo que es una cantidad normal de excrementos para cualquier ave, pero cualquier cambio drástico en el tamaño o frecuencia de la caca de su ave debe ser notado y reportado a su veterinario. Una vez más, prestar atención a los excrementos de su pájaro al limpiar su jaula le dará la mejor idea de lo que cabe dentro del rango normal para su pájaro en particular.