Esta atractiva tortuga, con caparazón amarillo y marrón, escamas gruesas y patas fuertes, es muy codiciada por su temperamento suave y su gran belleza.

En estado salvaje, las tortugas de Hermann viven en laderas rocosas y bosques de robles y hayas de la región mediterránea de Europa. Sin embargo, debido a la pérdida de hábitat, la muerte en la carretera y la recolección excesiva para la industria de mascotas, tanto las tortugas de Western Hermann como las de Eastern Hermann están en peligro de extinción.

Dicho esto, la cría en cautividad y los esfuerzos de conservación han tenido un efecto positivo en la repoblación de la especie.

  • Nombre científico: Testudo hermanni
  • Tamaño: 6 a 8 pulgadas
  • Duración de vida: Hasta 75 años o más

Comportamiento y Temperamento de la Tortuga de Hermann

tortugas-domesticas

La pasiva y amable tortuga de Hermann es una gran mascota para la persona adecuada que vive en un clima adecuado con mucho espacio al aire libre. A esta criatura activa le gusta correr (sorprendentemente), cavar, buscar comida, escalar y tomar el sol.

Las tortugas macho interactúan frecuentemente y pueden participar en combates, especialmente durante las temporadas de apareamiento de primavera y otoño.

Durante el cortejo, las tortugas macho persiguen y embisten excesivamente a las hembras, a veces causando daño. Por esta razón, es mejor alojar a los machos y a las hembras por separado para evitar lesiones, uniéndolos sólo para aparearse.

Alojamiento de la Tortuga de Hermann

Las tortugas adultas de Hermann no están bien alojadas en interiores. Así que tenga esto en cuenta antes de comprar uno. Y dado que se recomienda encarecidamente alojarse al aire libre, asegúrese de vivir en un clima que se asemeje mucho al del Mediterráneo (Italia, Grecia, Bulgaria y Rumanía).

Las temperaturas diurnas deben ser de alrededor de 80 a 86 grados Fahrenheit (27 a 30 grados Celsius) y no deben descender por debajo de 65 a 70 grados Fahrenheit (18 a 21 grados Celsius) en la noche.

El hábitat de la tortuga debe consistir en una bandeja de agua poco profunda (preferiblemente hundida en el suelo), rocas, pequeños árboles y arbustos, y un refugio para protegerla de las condiciones climáticas extremas y de los depredadores. El corral también debe ser a prueba de fugas, ya que estas tortugas activas tienden a trepar y excavar.

Calor

Si decide alojar a su tortuga en interiores, es necesario un recinto bastante grande (un mínimo de 2 por 4 pies). Proporcione una luz de calentamiento que imite al sol, con un punto de calentamiento (las rocas planas funcionan bien) que tenga una temperatura ambiente de alrededor de 95 grados Fahrenheit (35 grados Celsius). También es necesario tener un área fresca y sombreada para que su tortuga escape del calor.

Sustrato

Una mezcla de tierra, arena y corteza de ciprés compostada debe formar el sustrato en el recinto de su mascota. La mezcla de abono debe tener unas 2 pulgadas de profundidad para que su tortuga pueda cavar y juguetear en la tierra.

Las madrigueras permiten que la tortuga se enfríe por sí misma, a la vez que proporcionan una forma de frustrar el aburrimiento. También se debe proporcionar una cacerola de agua poco profunda para beber y para refrescarse. Asegúrese de proporcionar uno lo suficientemente profundo para que su mascota sumerja todo su cuerpo.

Otras Preocupaciones Ambientales

Si la temperatura del recinto o al aire libre cae por debajo de 50 grados Fahrenheit, su tortuga mascota puede decidir hibernar. De hecho, algunas especies hibernan en la naturaleza hasta cinco meses, generalmente entre octubre y abril.

Para las tortugas de interior, sin embargo, es difícil mantener las condiciones ambientales que conducen a una hibernación segura. Por lo tanto, es mejor no dejar que la temperatura de su recinto baje para mantener activa a su tortuga durante todo el año.

Alimentos y Agua

tortugas-comprar

La dieta de una tortuga debe replicar el forrajeo silvestre. Elija una variedad de hojas verdes y pastos para alimentar a su mascota. Luego, complemente con cantidades más pequeñas de verduras (brócoli, col, coliflor, pepino y zanahorias) y frutas (manzanas, albaricoques, uvas, melones, duraznos y fresas).

Para una tortuga de interior, es particularmente importante aumentar su nutrición ya que no está expuesta directamente a la luz solar. Un alimento para tortugas, completo con calcio y vitamina D3, funciona bien.

Las tortugas salvajes también comen insectos, babosas y carroña, pero si las complementa con estos bichos, tenga en cuenta que alimentar a su mascota con demasiadas proteínas animales puede dañarla. Y como las tortugas son particularmente vegetarianas, nunca alimente a su perro o gato reptil con comida.

Problemas Comunes de Salud

Durante la temporada de apareamiento, las tortugas se vuelven agresivas, tanto machos sobre machos como machos sobre hembras. Por lo tanto, las tortugas deben ser monitoreadas e inspeccionadas diariamente en busca de heridas durante este momento crucial. Cuide todas las lesiones adecuadamente aislando primero al reptil herido.

Luego, limpie la herida y retire los restos. Luego, aplique una solución antibacteriana como la miel y cubra la herida. Tenga cuidado al hacerlo, sin embargo, porque a las tortugas no les gusta que las manipulen innecesariamente y el estrés podría prolongar la curación. Las heridas abiertas y desatendidas son propensas a las infecciones y constituyen un caldo de cultivo para las moscas y los gusanos.

tortugas-en-casa

Las tortugas en cautiverio también son susceptibles a una serie de otras enfermedades. La infección respiratoria puede ocurrir en tortugas que no han sido cuidadas adecuadamente. Y el estrés ambiental o la falta de alimentos frescos y agua limpia pueden conducir a una infección.

Si sospecha que su tortuga tiene una infección respiratoria, llévela a su veterinario exótico. Lo más probable es que le recete una ronda de antibióticos. Con el cuidado adecuado y buenas condiciones de vida, su tortuga debería mejorar, aunque puede tardar de varias semanas a un mes en recuperarse por completo.

La enfermedad ósea metabólica puede ocurrir en tortugas de compañía debido a la falta de calcio o a un problema de absorción de calcio. Debido a que las tortugas silvestres toman el sol la mayor parte del día, se necesita una luz de espectro completo para que puedan absorber naturalmente la vitamina D (un nutriente necesario para la absorción de calcio).

La prevención es fácil si se proporcionan las condiciones adecuadas y los nutrientes adecuados. Aún así, si su tortuga muestra signos de esta enfermedad -como un caparazón blando o deforme- llévela al veterinario. Las condiciones deben ser corregidas y el calcio líquido puede necesitar ser suplementado.

Si se produce deshidratación, puede producirse un prolapso de la cloaca cuando la vejiga de la tortuga forma una «piedra» que el reptil intenta pasar. Si esto sucede, su veterinario ayudará a su mascota a retirar el cálculo y manipular el órgano de nuevo en su interior, lo que a veces resulta en una sutura para que sane completamente.

Cómo elegir la Tortuga de Hermann

Es mejor comprar su tortuga directamente de un criador, tanto para la salud de la mascota como para la supervivencia de la especie. Comprar a un criador de buena reputación asegura que su mascota no ha sido adquirida de una fuente que está agotando las poblaciones silvestres. Los criadores también ofrecen un cuidado excelente.

Sin embargo, no se recomienda comprar una tortuga de Hermann en una tienda o distribuidor de mascotas. Los comerciantes pueden haber obtenido sus tortugas de una fuente no confiable y, a menudo, el ambiente de vida que proporcionan es inferior a la media, lo que conduce a una mascota enferma.

Especies Similares a la Tortuga de Hermann

Si le interesan mascotas similares, compruébalo:

De lo contrario, consulte todos nuestros otros perfiles de la raza de tortuga.