Primero que todo te podemos decir que las ratas son animales inteligentes y sociables que pueden ser mascotas maravillosas. También son fáciles de domesticar, haciéndolas buenas para alguien que disfrute manipular a sus mascotas.

Datos Sobre las Ratas como Mascotas

La vida media de una rata es de dos a tres años. La mayoría de estos animales domesticados son en realidad un tipo de rata llamada “rata noruega” (Rattus norvegicus). Otros nombres para una rata noruega son rata común, rata marrón, rata callejera, rata de alcantarilla, rata de Hannover, rata noruega o rata de muelle.

El cuerpo de una rata mide típicamente de nueve a once pulgadas de largo. Su cola tiene una longitud adicional de siete a nueve pulgadas.

Estos animales tienen una amplia gama de marcas, así como variedades de razas, incluyendo estándar/suave, rex, sin pelo y sin cola.

Estabas en lo correcto si pensabas que las ratas eran nocturnas, es decir que son más activas durante la noche. También son criaturas sociales, por lo que es mejor si se las mantiene con otra rata o con un grupo de ratas.

A los machos se les llaman «bucks», mientras que a las hembras «does» y los bebés «pups».

Como regla general, los machos son más grandes, algo más perezosos que las hembras, y tienen un pelaje más grueso. Las hembras son más pequeñas y tienden a ser más activas y juguetonas que los machos.

como-cuidar-a-una-rata

Las ratas alcanzan la pubertad muy jóvenes entre las seis y ocho semanas de edad. Sin embargo, no deben ser criados tan jóvenes, así que asegúrate de que los machos y las hembras estén separados antes de que alcancen esta edad.

Las hembras entran en celo durante 24 horas cada cuatro o cinco días una vez que llegan a la pubertad y pueden parecer agitadas o inquietas durante este tiempo. Por eso es tan fácil criar ratas.

 

Las Ratas como Mascotas

Como mascotas las ratas son relativamente fáciles de cuidar, pero eso no significa que sean animales de bajo mantenimiento. Requieren una buena cantidad de atención y tiempo de ejercicio fuera de sus jaulas; una hora al día es lo ideal.

Dado que las ratas son muy sociables, nunca deben estar solas. Parejas o grupos del mismo sexo son ideales. Los machos suelen llevarse bien con otros machos, especialmente si se introducen a una edad temprana o si son compañeros de camada.

Tener grupos de ratas no hace la tarea de domesticado más compleja, si se manipulan a una temprana edad no deberían de ser un problema. Además no tendrás que preocuparte por crear un vínculo con tu mascota, incluso si tienes varias. Muchos dueños de ratas aman la curiosidad de sus mascotas y comparan la compañía de una rata con la de un perro.

¿Dónde Conseguir una Rata de Mascota?

Existen algunas opciones si está buscando una rata como mascota. La opción obvia es una tienda de mascotas, pero es sólo una buena opción si el personal está bien informado sobre el cuidado de las ratas. Verifica si el establecimiento  está limpio y mantienen a las ratas con una buena dieta y las manipulan con regularidad. También, busca tiendas que mantengan separados a los machos de las hembras y así evitar una camada de ratas por sopresa.

rata-de-laboratorio-mascota

Los criadores de ratas son conocidos como “ratteries”, y suelen ser la mejor opción para encontrar una rata joven bien socializada. Un buen criador se asegurará de que los bebés sean socializados y manejados desde una edad temprana. También, un criador es probablemente tu única opción si usted estás buscando un tipo de pelo particular o un color único de rata.

Los refugios para animales siempre deben ser considerados si desea rescatar a una rata que necesita un hogar. Verifica con los refugios locales o busca grupos de rescate específicos para ratas. Elige una rata con buen temperamento, pero ten en cuenta que las ratas rescatadas pueden ser un poco asustadizas o tímidas al principio. Con paciencia, por lo general se puede superar esta timidez.

Sin importar la fuente, evite las ratas que son agresivas. Esto es más difícil de superar y la mayoría de las ratas no son naturalmente agresivas.

Elegir una Rata como Mascota

Al elegir una rata como mascota, trata de evitar las que tienen pánico cuando se manipulan, especialmente si no se relajan rápidamente. En el extremo opuesto del espectro, evite también las que están demasiado tranquilas, ya que pueden estar enfermos. Muy a menudo, una buena elección es una rata que es lo suficientemente curiosa como para acercarse a ti.

Toma en cuenta estos rasgos a la hora de escoger una rata:

ratas-de-casa

  • Su cuerpo debe ser firme y bien redondeado, pero es probable que las ratas más jóvenes estén en el lado magro.
  • La nariz, los ojos, las orejas y la parte trasera deben estar limpios y libres de secreciones.
  • El pelo debe estar limpio y bien cuidado (las ratas sanas pasan mucho tiempo aseándose).
  • La piel de las orejas y la cola debe estar limpia y rosada, no roja o marrón. También debe estar libre de llagas, enrojecimiento y caspa.
  • Los piojos son comunes en las ratas domésticas, así que también revisa si hay huevos blancos pequeños en el pelo detrás de las orejas, donde hay menos pelo.
  • Observa la respiración de la rata para asegurarte de que no esté fatigada y de que no esté estornudando o teniendo secreción de su nariz u ojos. Todas estas cosas pueden ser signos de enfermedad respiratoria, que es bastante común en las ratas.
  • Ten cuidado con el babeo o la humedad alrededor de la boca, lo cual puede ser un signo de problemas dentales.
  • Si eres observador en tu selección, estarás muy contento con tu nuevo compañero y te divertirás un par de años.