Los gatos pueden tener todo tipo de personalidades. Algunos son extrovertidos, dominantes, cariñosos o que buscan atención, mientras que otros son nerviosos, tímidos y a veces incluso tienen miedo de la gente. Para los gatos que tienen miedo de las personas, las visitas diarias a su casa pueden causar un estrés extremo, pero afortunadamente, esto es algo que se puede superar y lograr que tu gato no se asuste.

Socialización del Gato y Personalidades

Al igual que las personas, los gatos nacen con sus propias personalidades, pero el entorno en el que crecen puede revelar ciertos rasgos de carácter, especialmente si el entorno no es bueno.

La socialización como gatito es uno de los factores determinantes más importantes en el desarrollo de la personalidad de un gato y de los comportamientos que exhibe. Por ejemplo, los gatitos que son alimentados con biberón, cuidados exclusivamente por un humano y nunca expuestos a otros gatos pueden no saber cómo reaccionar normalmente a otros gestos de gatos. Pueden tener problemas para interactuar con otros gatos a lo largo de su vida debido a esto. Pero los gatitos que tienen la experiencia opuesta y que nunca son manipulados por los humanos durante los primeros meses de vida pueden tener problemas para interactuar con las personas.

como cuidar a mi gato

Razones por las que los Gatos tienen Miedo de las Personas

El miedo a las personas se observa a menudo en los gatos callejeros que viven al aire libre y tienen poca o ninguna exposición humana. Si un gato es naturalmente más dominante, la falta de interacción humana puede contribuir a que ese gato sea agresivo hacia las personas. Si un gato es naturalmente más sumiso, puede estar asustado o ser una persona y simplemente huir de él si no ha crecido a su alrededor.

Aparte de no haber estado expuestos a personas o socializados adecuadamente, los gatos pueden tener miedo de los humanos por otras razones. A veces los gatos tienen miedo de la gente porque han tenido una mala experiencia con un humano. Desafortunadamente, no todas las personas son amables con los animales y pueden lastimar intencionalmente a un gato, lo que a menudo resulta en un felino asustado. Otras personas, como el personal veterinario, pueden asustar o estresar involuntariamente a un gato durante una visita de rutina, lo que también puede hacer que el gato desarrolle miedo a las personas. Las malas experiencias con la gente o la falta de exposición a la gente, en general, son las razones más comunes por las que los gatos tienen miedo de la gente.

quitar miedo a gatos

Miedo a Personas Conocidas

Si un gato ha desarrollado miedo a las personas en su propia casa, puede deberse a un visitante excesivamente ruidoso: alguien que accidentalmente lo asustó, o incluso alguien que se burló de él mientras lo visitaba o a través de una ventana. Si un gato con dolor, como un gato con artritis o una herida, ha sido recogido y herido accidentalmente por un visitante que no lo sabe, también puede esconderse y desarrollar miedo a las personas. Este miedo a las personas es un mecanismo de defensa que un gato desafortunadamente puede desarrollar, pero está diseñado para protegerlo de futuros daños.

Cómo Evitar el Miedo a los Visitantes

Exponga a su gato a otras personas y gatos mientras son jóvenes. Esta exposición a menudo se denomina socialización y le enseñará a su gato que los diferentes gatos y las personas no tienen nada que temer, sino que forman parte de una vida normal. Si es posible, expone a tu gatito a personas de todas las formas, colores y tamaños. Los niños, las personas mayores, los hombres con barba, las mujeres que usan mucho perfume, las personas de diferentes colores de piel y otras personas huelen y se ven diferentes y pueden asustar a su gato sin querer si no está acostumbrado a estas variaciones en los humanos.

Superar el Miedo a los Visitantes

Puede ser un proceso lento, pero usted puede enseñar a un gato temeroso a no tener miedo de los visitantes. Muchas de las mismas técnicas utilizadas para ayudar a prevenir el miedo a los visitantes son útiles para superar un miedo preexistente en un gato.

Las golosinas, los elogios verbales y las caricias, las feromonas, los suplementos y el animar a tus visitantes a que se queden quietos y se muevan despacio ayudarán a mostrarle a tu gato que no hay nada que temer. Permitir que su gato salga de su escondite en lugar de forzarlo es útil.

Los visitantes que se quedan mucho tiempo pueden tener más posibilidades de que su gato se acostumbre a ellos, ya que el gato tendrá más tiempo para acostumbrarse a ellos. También recomendamos visitar la guía de productos anti estrés para gatos que podrían ayudarle a relajarse un poco.

Tener invitados frecuentes en lugar de uno o dos al año durante las vacaciones también ayudará a reacondicionar a su gato para que sepa que los visitantes no dan miedo, ya que es una parte habitual de la vida y no algo nuevo o inesperado.