Cuando llega el calor es muy importante asegurarte de que tus hurones no se sobrecalienten. Los hurones son propensos al estrés por calor. Las temperaturas entre 85 y 90 grados Fahrenheit (29 a 32 grados centígrados) son demasiado altas. El sobrecalentamiento y la insolación son un grave riesgo para estos animales. Haz todo lo posible para mantener la jaula de tu hurón a una temperatura segura y cómoda. La temperatura ideal para ellos está en el rango bajo de 70 grados Fahrenheit.

Enfriando el Cuarto

Si usted vive en un clima donde el calor (o la humedad) es un problema, considere el aire acondicionado. Si el aire acondicionado central no es factible, invierte en un acondicionador de aire para una habitación. Si lo instalas sobre una ventana, asegúrate de que no haya espacio para que tu hurón escape. Revisa y asegúrate de que el aire frío o las rejillas de ventilación no estén dirigidas directamente a la jaula de tu hurón. También puedes poner en su jaula una hamaca para que disfrute del aire freso y pueda relajarse un poco. 

Ten en cuenta que los apagones también son comunes durante las olas de calor. Un plan de respaldo en caso de que la energía se interrumpa y tu aire acondicionado deje de funcionar es de vital importancia. Los ventiladores de techo pueden ayudar a hacer circular el aire. Sólo ten cuidado de que estén fuera del alcance de los hurones curiosos. De nuevo, asegúrate de que el ventilador no esté dirigido directamente a la jaula del hurón. Existen una jaulas increíbles para que tu hurón se relaje y disfrute . Y mientras más amplia sea, el hurón podrá hacer más ejercicio y estará mas contento!

huron-con-calor

Otros Métodos de Enfriamiento

He aquí varias maneras de ayudar a que tu hurón se mantenga fresco:

  • Lava las botellas de plástico vacías (por dentro y por fuera) y retira las etiquetas. Llena casi hasta el tope con agua (deja espacio para la expansión) y congela. Envuelva las botellas congeladas en una toalla y colócalas en la jaula. A medida que el agua se descongela, la condensación en la botella hará que la toalla se enfríe y humedezca. Así tu hurón se acostará sobre ella y disfrutará de la frescura.
  • Si tu hurón mastica plástico, puedes congelar un bloque de hielo y envolverlo en una toalla extra absorbente.
  • Deja que tus hurones salpiquen en una bañera o una pequeña piscina agua fría y poco profunda.
  • Si tienes espacio en casa, coloca una botella de agua congelada sin tapa en una cacerola limpia poco profunda y déjasela a tus hurones. Pon toallas gruesas alrededor para contener las salpicaduras.
  • Un rocío suave con agua puede enfriar a tus hurones.
  • Pon algunos cubitos de hielo en un plato; tus hurones pueden jugar y mantenerse frescos también.

Consejos

  • Si estarás fuera de casa por un tiempo, utiliza un método de contingencia en caso de que se interrumpa el suministro eléctrico y se apague el aire acondicionado. La botella de agua congelada funciona bien en este caso: colócala en la jaula antes de salir cuando la temperatura o la humedad son peligrosas.
  • Asegúrate de que la jaula de tus hurones no esté expuesta a la luz directa del sol desde ventanas o tragaluces. Comprueba a lo largo del día ya que los ángulos del sol cambiarán.
  • Estos consejos son para cualquier tipo de hurón, color tamaño etc.

Comprueba que todas las ventanas tengan pantallas seguras. Los hurones pueden escapar fácilmente si ven una oportunidad.