El pie torcido (pododermatitis ulcerativa) es una afección dolorosa en ratas que causa úlceras en la parte inferior de las patas de los animales. No es contagioso para los humanos, pero puede ser mortal para los roedores si no se trata. Bumblefoot, como se denomina en ingles a esta condición, es relativamente fácil de prevenir; básicamente, todo lo que un dueño tiene que hacer es mantener la jaula de una rata de mascota limpia y seca.

¿Qué es Bumblefoot o «Pie Torcido»?

Esta condición se desarrolla generalmente cuando una herida en el cuerpo del animal se infecta con Staphylococcus aureus o E. A menudo debido a condiciones antihigiénicas en el recinto del animal. La infección conduce a una inflamación crónica y abscesos, y el nombre de «pie torcido» se refiere a las «torceduras» que se desarrollan en las patas y que hacen que el animal cojee.

Con frecuencia ocurre en ratas que son obesas o que tienen una predisposición genética a la enfermedad. Los conejos, pájaros y otros roedores también son susceptibles a  esto. En los conejos se le conoce más comúnmente como «corvejones doloridos». El Bumblefoot es también un problema importante en los pollos criados en cautividad, en particular los que se crían en grandes cantidades en pequeños recintos.

Síntomas de Pie Torcido en Ratas o Bumblefoot

El pie torcido comienza como pequeñas protuberancias rojizas que se parecen un poco a los callos. Estas protuberancias pueden llegar a ser bastante grandes y pueden sangrar intermitentemente y causar costras. Cojear, lamer excesivamente los pies, dejar huellas ensangrentadas o una rata que es reacia a caminar o escalar mucho puede ser indicio de que el animal ha desarrollado la enfermedad. Puede ser difícil detectar el pie torcido al principio, ya que las lesiones aparecen por primera vez en las plantas de los pies del animal.

Los roedores pueden contagiarse entre sí, especialmente si se mantienen en el mismo recinto.

 

Causas de la Enfermedad

Hay una gran cantidad de desacuerdos acerca de qué factores contribuyen a la aparición de la enfermedad. El trauma de las superficies irregulares de la jaula o de los materiales textura áspera pueden jugar un papel importante, y se cree que los desechos que quedan en la jaula del animal también son un factor a tener en cuenta.

Los animales obesos, incluidas las ratas, parecen ser más propensos a desarrollar el pie torcido. Esto puede deberse a una distribución desigual del peso o a una presión excesiva sobre las patas. Esto es especialmente cierto en ratas mayores, que naturalmente caminan más lentamente.

Se ha sugerido el uso de jaulas de alambre, incluyendo estantes o balcones de alambre, como una posible causa del pie torcido. Los pisos de las jaulas de alambre deben evitarse, pero muchas jaulas decentes para ratas tienen niveles superiores hechos de malla de alambre.

Sin embargo, incluso las ratas que se mantienen en pisos sólidos pueden tener problemas, una teoría que sugiere que la exposición a la orina acumulada en pisos sólidos (especialmente de plástico) también contribuye al problema.

Cabe destacar, que esta enfermedad es casi exclusiva de animales mantenidos en cautiverio, por lo que es crucial mantenerlos en recintos limpios.

diferencia-entre-rata-y-raton

Tratamiento

Si nota que su mascota tiene un corte en el cuerpo o en los pies, limpie inmediatamente el área afectada y limpie y desinfecte su recinto.

A la primera señal de enfermedad, consulte a su veterinario. Una combinación de tratamiento antibiótico oral junto con la limpieza tópica y el tratamiento de las heridas (según las indicaciones de su veterinario) suele ser el primer ciclo de tratamiento.

Para las lesiones que no responden a este tratamiento básico, puede ser necesario el tratamiento quirúrgico, pero esto tiene riesgos significativos y un éxito limitado. La detección temprana y el tratamiento son vitales para obtener los mejores resultados, pero aún así, algunos casos pueden no responder bien.

Otra de las consecuencias de la enfermedad, pero a mayor nivel, es el de la amputación de los dedos en pies gravemente infectados de pie torcido.

Usted querrá buscar un veterinario que esté familiarizado con el tratamiento de roedores si aún no lo ha hecho. Es posible que él o ella quiera realizar un cultivo y pruebas de sensibilidad en su mascota, para determinar qué bacterias pueden haber causado la infección en primer lugar. Esta es la mejor manera de determinar qué antibiótico será efectivo a la hora de tratar el caso de esta enfermedad.

¿Cómo Prevenirlo?

Si la enfermedad no se trata, la infección puede propagarse a otros tejidos del cuerpo del animal y provocarle una muerte lenta y dolorosa. Lo ideal es que usted tome medidas para evitar que su animal contraiga el pie torcido en primer lugar.

Como propietarios de ratas deben considerar cubrir los pisos de alambre en el recinto de su animal con una superficie sólida, como madera, vinilo, plexiglás, lienzo plástico. Las superficies planas causan menos estrés en las patas de los ratones, y asi las lastimaduras propensas a ser infectadas por el virus, disminuirán. 

Retire la ropa de cama sucia tan pronto como sea posible y cámbiela con frecuencia. Usar una caja de arena en su jaula para ratas puede ayudar a mantener la ropa de cama limpia por más tiempo (aunque puede haber un poco de curva de aprendizaje involucrada; las ratas y los ratones no se llevan a las cajas de arena tan fácilmente como los gatos).

Evite que sus ratas tengan sobrepeso al proporcionarles una dieta saludable y muchas oportunidades para hacer ejercicio. La dieta de las ratas debe consistir en bloques o gránulos de ratas, y para prevenir el sobrepeso, trate de limitar las golosinas (aunque el suplemento ocasional está bien).

Además de caminar más despacio como se mencionó anteriormente, las ratas mayores también pueden caminar más planas, así que asegúrese de proporcionar ropa de cama suave y superficies planas para las ratas mayores o débiles.

Revise regularmente los pies de sus ratas en busca de abrasiones, traumatismos o signos tempranos de pie torcido. Esto le permitirá detectar y tratar cualquier herida a tiempo, previniendo los abscesos dolorosos y las protuberancias asociadas con el pie torcido. También preste atención a la jaula de sus ratas y la ropa de cama, para prevenir problemas en el futuro.

Si sospecha que su mascota está enferma, llame a su veterinario inmediatamente. Para preguntas relacionadas con la salud, siempre consulte a su veterinario, ya que ellos han examinado a su mascota, conocen su historial de salud y pueden hacer las mejores recomendaciones para su mascota.