A veces, un veterinario puede hacer que tu caballo vuelva a la normalidad; desafortunadamente, ese no es siempre el caso. Evitar las dolencias es la mejor medicina, por lo que compartimos cinco problemas comunes de salud en los caballos y cómo prevenirlos. Ten en cuenta que esta es solo una breve descripción general, destinada a llamar tu atención sobre los siguientes problemas. Te recomendamos encarecidamente que busques fuentes veterinarias profesionales para obtener más información.

1. Artritis

La osteoartritis (o enfermedad degenerativa de las articulaciones) afecta en gran medida el rango de movimiento de tu caballo. De hecho, es una de las razones más comunes por las que los propietarios necesitan retirar a sus caballos. Las articulaciones afectadas se hinchan, parecen más grandes de lo normal y hacen que tu caballo actúe rígido.

Desafortunadamente, una vez que tu caballo tiene artritis, no hay cura para ella. Para reducir la probabilidad de artritis, deberás comenzar las medidas de prevención temprano. Asegúrate de que tu caballo tenga tiempo suficiente para calentarse y enfriarse. Cambia el lugar en el que conduces: Deberás conducir en diferentes tipos de terreno, evitando superficies duras o irregulares. Por último, vigila el peso de tu caballo, ya que el sobrepeso solo ejerce más presión sobre sus articulaciones.

2. Laminitis

La laminitis es una afección grave que causa cambios estructurales dolorosos en el casco de un caballo. Los caballos están de pie casi todo el tiempo, por lo que la inflamación es extremadamente incómoda.

Los síntomas incluyen:

  • Un aumento de la frecuencia cardíaca
  • Renuencia a caminar o moverse
  • Meciéndose en los talones
  • Cascos calientes durante varias horas.

Afortunadamente, puedes intervenir antes de que los síntomas se vuelvan debilitantes, o incluso antes de que tu caballo los experimente. Una forma de prevenir la laminitis es invertir en botas de alto rendimiento. Estos dispositivos reducen el estrés y el dolor, ¡pero asegúrate de pedir el tamaño correcto! Otros pasos hacia la prevención incluyen mantener una dieta saludable y un programa de ejercicio. Tu caballo necesita liberar su energía reprimida y el ejercicio también mantiene sus extremidades en buena forma. Sin embargo, si tu caballo tiene laminitis, busca atención veterinaria de inmediato y sigue las instrucciones del veterinario cuidadosamente.

3. Mala atención dental

problemas dentales en los caballos

Si notas un olor fétido que sale de la boca de tu caballo, es probable que tenga una mala higiene dental. Finalmente, después de comer alimento constantemente, los caballos desgastan sus dientes de manera desigual. Si tu caballo comienza a comportarse de manera anormal, sus dientes podrían estar molestando. Recuerda llevar a tu caballo a un veterinario para que le limen los dientes con la frecuencia necesaria.

Para asegurar un caballo sano, asegúrate de comenzar el cuidado dental de rutina temprano. Los caballos jóvenes deben revisarse los dientes cada seis meses. Los caballos mayores de cinco años deben someterse a exámenes bucales anuales y es posible que incluso necesiten visitarlos más de una vez. No se debe permitir que las afecciones dentales duren demasiado tiempo, ya que pueden afectar la salud general de tu caballo y provocar problemas más graves en el futuro.

4. Cólico

El cólico, una de las enfermedades más graves, implica un dolor abdominal intenso y puede requerir cirugía. Si bien esto no es una enfermedad, es la principal causa de muerte de caballos . Independientemente de la edad, raza o sexo, cualquier caballo puede sufrir cólicos. También hay diferentes tipos, incluidos los cólicos por gases, los cólicos obstructivos y muchos otros.

Si deseas ayudar a prevenir los cólicos, deberás tomar en serio la salud digestiva de tu caballo. Aquí hay algunas precauciones que puedes tomar para ayudar a prevenir los cólicos equinos.

  • Alimenta a tu caballo solo con lo que necesita
  • Dales una dieta rica en fibra
  • Asegúrate de que beban mucha agua fresca y limpia para evitar la impactación.
  • Si es necesario, proporciona suplementos digestivos.

5. Problemas de espalda

silla de montar caballos

La espalda de un caballo es un sistema complicado de huesos, músculos, tendones, nervios y más; un movimiento en falso y sentirán dolor en todo el cuerpo. Desafortunadamente, los caballos de alto rendimiento experimentan con frecuencia problemas de espalda. Si tu caballo compite con frecuencia, ten en cuenta que pueden desarrollar problemas de espalda con el tiempo. Sabrás que tu caballo tiene dolor si notas cambios en su desempeño.

Uno de los mejores remedios para el dolor de espalda de los caballos es el descanso. Incluso uno o dos días de descanso pueden ayudar a prevenir el uso excesivo. En casos extremos, es posible que debas consultar a un veterinario para recibir inyecciones o mesoterapia. También puede ver a un médico en tu área para programas especiales de masaje o estiramiento. Para evitar problemas futuros, asegúrate de que la silla de tu caballo encaje; una silla de montar mal ajustada dejará cicatrices o rozará su piel.