Todos hemos escuchado que los perros no deberían comer sobras de la mesa, sin embargo, muchos dueños de perros se enfrentan a la escasez de comida para perros en algunos supermercados debido a la pandemia de coronavirus y pueden estar inclinados a compartir la comida de las personas con ellos. Si te preguntas qué alimentos está bien compartir con tu cachorro y cuáles deben evitarse, consulta estas listas:

Alimentos que Puede Compartir con tu Perro

perro comiendo

Batatas (cocidas)

Las batatas son una opción vegetal saludable. Cocínalos primero para que sean más fáciles de digerir. Desecha la cáscara de las batatas no orgánicas, ya que la mayoría se rocían con fungicidas antimoho.

Calabaza

La calabaza enlatada es conveniente y nutritiva. Sin embargo, la calabaza fresca cocida y otras calabazas son la mejor opción.

Guisantes

Los guisantes frescos o congelados son una excelente manera de agregar nutrientes beneficiosos a la dieta de tu perro. Además los guisantes dulces son un bocadillo saludable.

Vísceras (algunas)

El hígado y los corazones de pollo, pavo y ternera son una fuente saludable de vitaminas y minerales para tu perro. Las mollejas de pollo son ricas en cartílago. A veces se vende con corazones y es un componente importante de una dieta saludable para mascotas.

Huevos

Los huevos proporcionan a tu perro una excelente fuente de proteínas y ácidos grasos omega-3 esenciales. Los perros pueden comer un huevo crudo o ligeramente cocido. Para obtener nutrientes óptimos.

Judías verdes

Las judías verdes son un vegetal nutritivo para tu perro. Cocina las judías verdes antes de dárselas a tu mascota para que sean más fáciles de digerir.

Fruta

Las manzanas (sin semillas), los plátanos, los arándanos y el melón son seguros para compartir con tu perro, aunque el melón tiene un alto contenido de azúcar.

Ten Cuidado al Compartir estos Alimentos

perros comiendo helado

Palomitas de maíz.

Las palomitas de maíz son un refrigerio habitual en la mayoría de los hogares y uno que tu cachorro puede pedir. Algunas piezas de palomitas de maíz orgánicas reventadas en ocasiones no deberían dañar a tu perro si no son saladas, picantes, aceitosas o endulzadas. Las palomitas de maíz con un poco de aceite de coco son una mejor opción de refrigerio.

Sardinas y otros pescados

Las sardinas enlatadas envasadas en agua (no en aceite ni en salsa) son el mejor pescado para alimentar a tu perro por varias razones. Las sardinas son una gran fuente de vitamina D. Este pequeño pez capturado en la naturaleza es menos apto para contener metales pesados ​​tóxicos que otras variedades de pescado. Los huesos de las sardinas enlatadas son suaves, por lo que no representan ningún riesgo para la salud. Otros tipos de pescado no son dañinos para los perros, pero los métodos de preparación pueden serlo. El pescado frito, por ejemplo, puede causar malestar estomacal o, peor aún, pancreatitis. Los condimentos de pescado que contienen cebolla en polvo pueden ser tóxicos. Sin embargo, el mayor riesgo de alimentar a los perros con pescado son los huesos. Así que ten mucho cuidado.

Helado

Los productos que contienen leche pueden causar diarrea y otras enfermedades digestivas en los perros, lo que podría provocar alergias alimentarias (que a menudo causan picazón). Evita alimentar helados comerciales con edulcorantes artificiales y otros aditivos, especialmente los que contienen xilitol. Para una delicia ocasional, ofrece golosinas heladas caseras o yogures hechos con leche de coco o leche de almendras en lugar de lácteos. Los helados no lácteos aromatizados con arándanos u otras frutas están bien, en ocasiones, pero nunca con chocolate.

Frutas cítricas

Las naranjas, mandarinas y clementinas no son tóxicas para los perros. Sin embargo, tienen un alto contenido de azúcar y pueden causar trastornos gastrointestinales si tu mascota come demasiados. El ácido cítrico en estas frutas no es una preocupación para los perros. La sandía es segura para que la coman los perros, pero primero se deben quitar las semillas y lo más seguro es solo la carne (sin cáscara).

Alimentos que Nunca debes Compartir con tu Perro

perros esperando comida

Uvas, cerezas y pasas

Las uvas y las pasas tienen el potencial de dañar los órganos de tu perro debido a los hongos transmitidos por los alimentos que producen compuestos químicos venenosos, conocidos como micotoxinas, que pueden estar presentes. No es necesario ver moho en las uvas para que sea tóxico.

Cebollas

Se sabe que las cebollas causan anemia en los perros. Nunca alimentes cebollas a los perros, o alimentos que contengan cebollas, para evitar sus efectos tóxicos. Ni siquiera si está en un aro de cebolla o parte de un sándwich.

Piel, cuello, dorso y alas de aves

Estas partes de pollo que quedan después de la cocción no deben dárselas a tus mascotas. El proceso de cocción descompone los huesos, lo que hace que se vuelvan quebradizos y más propensos a dañar a tu perro cuando se ingieren. La piel grasa puede causar malestar gastrointestinal e incluso inflamación potencialmente mortal en el páncreas. Es mejor quedarte con un poco de carne blanca saludable.

Salsa

La salsa casera a menudo se hace con la grasa del pavo. Al igual que con la piel de pavo, el alto contenido de grasa puede causar malestar gastrointestinal e inflamación potencialmente mortal. Aparte de la salsa, debes mantener a tu perro alejado de cualquier otro plato con alto contenido de grasa, como puré de papas con mantequilla.

El chocolate

Si bien el chocolate puede ser tu golosina favorita, puede ser perjudicial para tu perro. Grandes cantidades de chocolate consumidas por perros pueden provocar dificultades circulatorias y respiratorias o la muerte. Mantén el chocolate y los alimentos que contengan chocolate, incluidas las galletas y los brownies, fuera del alcance de tu mascota en todo momento.

Tocino

El tocino es difícil de resistir para cualquiera. Pero los problemas de salud que plantea no valen la pena. Comer demasiadas golosinas con tocino puede provocar pancreatitis canina. El tocino generalmente tiene un alto contenido de sal, lo que también puede causar problemas de salud adicionales para tu perro. Y para agravar aún más los problemas de la carne de cerdo grasosa, el proceso de curado y los aditivos utilizados pueden contribuir al daño cardíaco, renal y hepático. Evita la necesidad de verter grasa de tocino en la comida de tu perro. Es tan dañino para los caninos como el tocino. El tocino de pavo cocido, sin curar y sin sal es un mejor bocadillo ocasional para ofrecer.

Nueces de macadamia

Estos frutos secos pueden provocar vómitos, debilidad y depresión. La buena noticia es que los efectos no son fatales. Pero si hay una ingestión accidental, asegúrate de contactar a tu veterinario.

Aguacate

El hueso, la piel y las hojas de los aguacates contienen persina, una toxina que a menudo causa vómitos y diarrea. El interior carnoso de la fruta no contiene tanta persina como el resto de la planta, pero sus sistemas no pueden manejarlo.