¿Has pensado en elaborar tú mismo la comida de tu cachorro? ¿Y por qué no? Este tipo de alimentación llamada Dieta Barf es una excelente oportunidad para controlar los ingredientes que consume tu can sustituyendo las comerciales y además ahorrando un poco de dinero.

Los alimentos cocinados en casa contienen numerosas ventajas porque se puede elegir la calidad y la calidad de lo que le das y tendrán concentraciones más bajas de proteínas y sales que se acerquen mucho más a los requerimientos del cachorro.

Te invitamos a probar esta alternativa saludable, por eso te indicaremos recetas fáciles, nutritivas y exquisitas para tu adorado perro junto con una mini guía de alimentos que puede consumir y quizás no sabías. ¡A darle un buen bufet a nuestro amigo cachorro!

Además de usar toda tu creatividad y amor para preparar cada platillo para tu perro, la pauta primordial es que evites a toda cosa los azúcares, la sal y los prohibidos como chocolate, uvas, aguacate, cebollas, entre otros. Si bien serán comidas caseras de la más alta calidad, deben ser esporádicos o como recompensa, y si se desea o necesita sustituir por completo de la comida comercial, lo mejor es estar asesorado con un veterinario. Una vez dicho esto, ¡manos a la obra!

Ingredientes comunes, sabrosos y saludables para los canes

  • Carnes de ternera, pollo, cordero, cerdo, pato, ave.
  • Costillas y carcasas de pollo.
  • Yogures naturales no azucarados y queso curado.
  • Levadura de cerveza.
  • Atunes y sardinas.
  • Frutas variadas como la pera, la manzana, melón, sandía. Sin semillas.
  • Las verduras, especialmente las de hojas verdes, cocinadas siempre y trituradas bien.

Además se recomienda contenido de grasa como el aceite de oliva para favorecer y facilitar el tránsito intestinal de la mascota y mejorar su aspecto físico y mantener saludable su piel, sus uñas y todo su aspecto físico.

También puedes leer: Alergias Alimentarias en los Perros

IDEAS DE RECETAS

recetas para perros

Arroz y pollo

Una receta de tan solo 14 minutos y es una de las más convencionales. Puedes utilizar el arroz blanco que consumes o arroz integral con fibra –pero sin exagerar para no ocasionar diarreas-.

Para elaborarlo solo debes cocinar el arroz hasta un punto “más pasado” Y mientras éste se prepara, vas con el pollo. De él agarra las partes magras sin huesos ni restos. Lo mejor es optar por pechugas y se pueden hervir en agua o a la plancha. Una vez listo se le añades al arroz y estará listo.

Puré de verduras

Puedes utilizar cualquier verdura de tu preferencia y que sepas que tu perro ama. Pero una opción divina es el puré de lentejas que puede mezclarse incluso después con arroz. Deja las legumbres en remojo desde la noche anterior y luego al prepararlas las triturarás para dárselas.

Expertos recomiendan para este tipo de preparación utilizar tofu, una cuajada de leche de soja con muchas proteínas beneficiosas para el can que puedes adicionarle al puré. Este punto es importante cuando vayas a preparar platos sin carnes.

Bocaditos de atún

Tu perro se deleitará con esta comida y tú disfrutarás haciéndola porque es rápida y sencilla. Para hacerla, aplasta el atún y añádale un huevo batido con media agua caliente de manera que se cree una masa. Posteriormente remueve la mezcla hasta que obtengas una consistencia homogénea que pasarás a unos moldes para ir directo al horno por unos diez minutos. Cuando enfríen se las podrás ofrecer a tu amigo peludo. ¡Le fascinarán!

Huevos revueltos y algo más

Es una alimentación canina muy favorable, además de económico e igualmente con un tiempo de preparación muy corto. Puedes agarrar unas judías verdes, pasta cocinada y unos trozos de jamón para acompañar este revoltillo de premio para tu perrito. Mezclarás todos los ingredientes como si estuvieses haciendo uno para ti, solo ten en cuenta que bajo ningún motivo deberás añadir sal, solamente un toque de aceite de oliva para mayor grado de nutrición y sabor.

Macarrones

Un simple plato de pasta puede convertirse en un platillo gourmet para tu mascota. Solo elige pasta tipo macarrón o similar, nunca espagueti. Cocínale como de costumbre y combínalos con unos ricos huevos con aceite, o incluso con pechugas de pollo o una lata de sardinas naturales.

Galletitas

Por supuesto que el dulce no podría faltar. Así que con un poco de caldo de pollo, harina de trigo, aceite, levadura de cerveza y una fruta dulce que adore tu perro podrás elaborar esta fabulosa masa para galletas que cortarás posteriormente con una herramienta especial y con figuritas. Llévalas al horno por unos 15 minutos y luego tendrás el snack perfecto para tu can.

¿Comida gourmet en casa para el perro consentido? ¡Claro que sí! Haz estas ideas de recetas increíbles, saludables, económicas, sencillas y muy económicas para tu mascota. Sorpréndelo con ricos y novedosos platillos solo para él y verás cómo brincará de alegría y te llenará de mucho amor.