Tener un conejo en casa como mascota es agradable y divertido, pero sin duda tiene exigencias puntuales que sus cuidadores deben tomar en cuenta y aprender antes de llevar uno por primera vez a casa. ¿Te has enamorado de un lindo conejito y no has podido resistirte a sus encantos? ¡Es una mascota tierna! Tienen ese aspecto que todo animal querría tener. Pero para poder hacernos cargo de uno es fundamental conocerlos primero. ¿Quieres saber un poco más sobre estos animales? ¡Acompáñanos!

Para conocerlos un poco más tienes que pensar primero cómo viven los conejos salvajes, es decir, disfrutando del aire libre y saltando por todas partes. Sin embargo, al ser animales sociables y particularmente inteligentes, son totalmente domesticables y esto les agrada, pero respetando siempre su propio periodo de adaptación.

Busca un veterinario especializado

Los conejos están catalogados como el tercer animal doméstico que tiene más visitas en el veterinario después de los gatos y perros. Es necesario y muy importante hacer chequeos médicos constantes con veterinarios especializados en animales exóticos. La primera cita es clave porque en ella se le colocan las vacunas contra la mixomatosis y también contra la neumonía vírica hemorrágica.

Debes disponer de un hábitat espacioso

jaulas para conejos

El entorno del conejo debe ser espacioso, con agua y verduras a su disposición, así como también un área extra para que se ejercite y disfrute, pues como la mayoría de seres vivos, la sensación de encierro los descontrolará.

¿Puedes dejarlo libre en casa?

Muchos los dejan solos por la casa cuando ya se adaptan y otros los mantienen en el jardín, pero sea cual sea tu decisión, solo debes tomar en cuenta que tu conejo diariamente necesita moverse con total libertad para estimular sus juegos y sus ejercicios. Por otra parte, son muy inteligentes y limpios, así que con paciencia lo lograrás adiestrar para que haga sus necesidades en un lecho absorbente que dispongas para él o en esquineros. Así que no tendrás que preocuparte al dejarlo por su cuenta mucho tiempo, él aprenderá, y tú con él también.

¿Es mejor tener conejos por parejas?

Los conejitos son animales gregarios, es decir, que viven en compañía. Así que tener dos ejemplares sería lo más ideal para la salud de tus mascotas. AL tener solo uno, tendrías que dedicarle más tiempo corriendo el riesgo de que se depriman y se enfermen. Lo único que debes considerar es que deberás ampliar los espacios de la jaula y considerar castrarlos antes de ponerlos a convivir juntos, sin importar si son del mismo sexo o no.

La jaula

Debe tener un tamaño suficientemente grande para tu mascota esté lo más cómodo posible con unas dimensiones en torno a los 69 cm de largo y los 47 cm de ancho, y 35 cm de alto. A pesar de que hay más pequeñas lo más recomendable es que sea lo más grande posible para que tu animalito no sufra de ansiedad.

Por otra parte, las jaulas de los conejos deben cumplir la función de madriguera porque es donde se sentirán más cómodos y seguros, así que en todo momento deben estar limpias, con accesorios para su bienestar y con los snacks que le gustan.

Su alimentación

alimentación de los conejos

Heno de buena calidad, piensos secos, snacks y nutrientes concentrados totalmente frescos al menos dos veces al día. La alfalfa puede formar parte de su dieta siempre y cuando no supere el 40% de su comida en general.

Puede degustar ricas frutas y verduras variadas como la manzana, la pera, la fresa, uva, zanahoria y muchos más pero debes tener cuidado de las que contengan mucha agua y poca cantidad de vitaminas como la lechuga porque les puede dar diarrea y deshidrataciones severas.

Una regla de oro para sus cuidados es que no debe ser sometidos a baños mojados. El conejo es un animal muy astuto y autosuficiente para varias cosas, pues éste invierte numerosas horas aseándose por sí mismo y con total eficacia. En el caso de que huela mal, existen productos para hacerles lavados al seco o en el mejor de los casos, consulta a tu veterinario especializado de confianza.

Teniendo en cuenta estos detalles, tu conejito y tú se la pasarán de lo más felices juntos. Haz que se adapte, dale una cálida bienvenida y proporciónale la mejor calidad de vida posible.