Las ratas son mucho más adorables de lo que mucha gente piensa, lo que las convierte en una gran mascota para aquellos con espacio limitado. Las ratas son increíblemente inteligentes. También son muy amigables. Y desarrollan personalidades únicas. Desafortunadamente, las ratas tienen una vida relativamente corta, a menudo relacionada con su predisposición a desarrollar tumores.

¿Qué son los Tumores?

Un tumor se refiere a masas o crecimientos que aparecen en su mascota, van desde quistes y lipomas benignos hasta tumores malignos (cancerosos). Es de suma importancia, que estos sean extraídos del animal. Aunque puede ser difícil encontrar un veterinario que trabaje con mascotas exóticas, los tumores que no reciben tratamiento -tanto malignos como benignos- pueden llevar a un estilo de vida comprometido e incluso a la muerte de su mascota.

 

Síntomas de Tumores en Ratas

 

tumores-en-ratasLas ratas, similares a las mascotas más grandes como los perros, pueden desarrollar una variedad de tumores diferentes. Algunos crecen rápidamente y son fáciles de detectar, mientras que otros están escondidos y pueden pasar desapercibidos.

Todos los tipos de tumores se presentan de manera similar; crecimiento movible o no movible, que indic anormalidad. Un tumor puede ser singular o existir en forma de grumos. Dependiendo de la ubicación, el movimiento de su rata puede verse afectado, lo que puede conducir a letargo, falta de apetito y aumento de peso. Algunos tumores pueden aumentar el apetito de su mascota. Sin embargo, una rata que come mucha comida pero gana poco o nada de peso puede estar experimentando una compensación nutricional donde la ingesta de nutrientes se dirige hacia el crecimiento del tumor. Los tumores cerebrales generalmente causan síntomas neurológicos, así como ojos saltones y una cabeza deformada debido a la expansión del tumor.

Al palpar, su veterinario generalmente puede determinar qué tipo de tumor existe en su rata y puede recomendar opciones de tratamiento basándose en su observación.

 

 

Causas y Tipos de Tumores

 

Tumor de Mama

Los tumores de mama son uno de los tumores más prevalentes en las ratas. Pueden ser benignos (no cancerosos) o malignos (cancerosos) y crecer en el tejido mamario, sobre todo en ratas hembras. Los tumores mamarios crecen rápidamente y dependen de las hormonas, respondiendo tanto al estrógeno como a la prolactina.

 

Los Lipomas (también conocidos como tumores grasos)

Son bolsas de tejido graso que pueden salir a la superficie en cualquier parte del cuerpo de una rata. De hecho, los lipomas afectan a muchas especies de animales (y también a las personas), pero ninguna otra causa, aparte de la genética, se ha relacionado con su crecimiento. Los lipomas son benignos, así que no se estrese por un pequeño crecimiento. Sin embargo, los crecimientos grandes pueden impedir el movimiento de la rata y por lo tanto necesitar ser removidos.

Quistes

Las ratas macho son más propensas a los quistes, sacos llenos de líquido, similares a granos muy grandes. Los quistes no se consideran tumores (a menos que se trate de un cistadenoma) y a menudo se encuentran en la espalda de una rata macho cerca de sus glándulas sebáceas. Los quistes pueden surgir de una simple infección de la piel o de un vello encarnado. Generalmente son bastante firmes y no crecen tanto como un lipoma o un tumor mamario.

 

Tumores Cancerosos

Los tumores cancerosos son comunes en ratas debido a su exposición significativa a carcinógenos. Los culpables existen en su ropa de cama (el pino y el cedro contienen presuntos carcinógenos), en cualquier alimento para ratas preparado comercialmente que contenga conservantes y en los pesticidas que se encuentran en las cáscaras de frutas y verduras que su rata suele consumir. Los tumores cancerosos se pueden encontrar en varias partes del cuerpo y generalmente son indicativos de una masa maligna que se encuentra debajo de ella.

 

Tumores Cerebrales (benignos o malignos)

Pueden ser causados ya sea por la presencia de cáncer o por una anormalidad en la hipófisis y a veces se ven afectados por el aumento en el consumo de alimentos ricos en calorías.

 

Tratamiento

Una vez que el tumor en su rata ha sido identificado, su veterinario le hará una recomendación para que tome medidas adicionales. Es posible que los tumores benignos no requieren extirpación, ya que es posible que los tumores más pequeños no molesten a la rata en absoluto. Sin embargo, los tumores grandes como los tumores de mama, pueden llegar a ser extirpados quirúrgicamente por su veterinario. Sin embargo, tenga en cuenta que este tipo de tumores son difíciles de extirpar por completo y es común que vuelvan a crecer.

El tratamiento del lipoma es similar. Un lipoma puede permanece

r si no es restrictivo o puede ser extraído para ayudar a recuperar el movimiento afectado. Los quistes generalmente son sacados rápidamente por el veterinario, aunque necesitan ser vigilados por si hay infección, estos pueden volver a crecer, llevando a una extirpación quirúrgica posterior.

El cerebro y ciertos tipos de tumores cancerosos son inoperables en ratas. Sin embargo, algunos tipos de cáncer pueden ser tratados con medicamentos como el Tamoxifeno (para los cánceres sensibles al estrógeno) y se ha reportado que los suplementos como la cúrcuma y el cartílago de tiburón atrofian el crecimiento de un tumor. Sin embargo, las ratas con problemas de salud graves deben ser sacrificadas una vez que su calidad de vida se vea comprometida.

Tenga en cuenta que no todos los veterinarios tratan a mascotas exóticas y no todos los veterinarios exóticos operarán a una rata. Si su rata necesita cirugía, asegúrese de encontrar un veterinario exótico con experiencia con el que se sienta cómodo trabajando.

tumores-y-cancer-en-ratas

¿Cómo Prevenir los Tumores?

Alimentar a su rata con una dieta nutritiva y baja en grasas puede ayudar a prevenir los tumores cancerosos en algunas ratas. De hecho, varios estudios muestran una disminución en la formación de tumores mamarios en ratas alimentadas con una dieta alta en miso, un producto de soya. Esterilizar o castrar a su mascota también puede ayudar a reducir la probabilidad de que su rata contraiga tumores cancerosos de mama. Elegir una rata macho disminuirá aún más sus probabilidades de lidiar con tumores de seno o tumores pituitarios. Sin embargo, las ratas macho todavía pueden desarrollar un tumor. Por lo tanto, es importante recordar que cualquier rata que compre como mascota es poco probable que tenga una vida larga.

Si sospecha que su mascota está enferma, llame a su veterinario inmediatamente. Para preguntas relacionadas con la salud, siempre consulte a su veterinario, ya que ellos han examinado a su mascota, conocen su historial de salud y pueden hacer las mejores recomendaciones para su mascota.