Si su caballo castrado aparece de repente embarazado (aunque no es físicamente posible), puede estar sufriendo de panza de heno. No te avergüences, tu caballo no ha ganado los «15 de primer año».

Pero podría tener un desequilibrio nutricional debido al pastoreo en demasiados pastos. Y mientras que un abdomen severamente distendido se ve alarmante en un caballo, equilibrar su dieta lo pondrá de nuevo en el buen camino.

Con el tiempo, el vientre de heno se desinflará y su caballo volverá a crecer con su clip normal. Pero si no se trata, el vientre de heno podría causar pérdida de masa muscular y dejar a su caballo cojo.

¿Qué es el Vientre de Heno?

El término «vientre de heno» se refiere a un abdomen distendido en un caballo. El área del vientre aparece colgante, sobresaliendo por los lados y colgando hacia abajo. El vientre de heno a menudo hace que el caballo parezca estar por debajo de su peso, con costillas prominentes y una falta de acolchado y de músculos en el cuello, los hombros y las caderas.

Síntomas del Vientre de Heno en los Caballos

caballos-comiendo-heno

Los síntomas del cólico como inquietud, sudoración o estiramiento excesivo pueden estar presentes en un cuerno con vientre de heno. Un caballo también puede desarrollar un pelaje deslucido y puede parecer estar en malas condiciones.

Sin embargo, esto no siempre es así. El vientre de heno puede aparecer en caballos de cualquier edad, así que si usted nota una apariencia degradada de su caballo que alguna vez fue vibrante, contacte a su veterinario para un diagnóstico correcto. Un abdomen distendido también puede ser un producto de una infección parasitaria.

Causas del Vientre de Heno

Algunos propietarios de caballos piensan que el vientre de heno es causado por una mala nutrición. Sin embargo, no es tan simple. Específicamente, un forraje nutricionalmente inadecuado puede hacer que un caballo coma más en un esfuerzo por compensar el déficit.

Esta gran cantidad de forraje no tiene forma de descomponerse, por lo que las bacterias naturales del intestino lo atacan y provocan la fermentación. Con la fermentación viene la creación de gas en el estómago, haciendo que el vientre se expanda. Es por eso que algunos caballos con esta condición aparecerán visiblemente más grandes justo después de una comida.

Tratamiento

caballo-del-heno

Si sospecha que su caballo tiene vientre de heno, consulte a su veterinario para que le aconseje sobre un protocolo de dieta de alta calidad.

Si su caballo se queda en los pastos, su veterinario puede sugerirle que complemente su pastoreo con un heno denso en nutrientes, y puede sugerirle un suplemento proteico para compensar la pérdida de nutrientes por comer demasiados pastos.

O bien, puede que simplemente necesite cambiar el heno de su caballo por completo, buscando un cultivador de mayor reputación y cambiando a un forraje de mayor calidad.

Después de unas semanas de alimentar a su caballo con alimentos y suplementos ricos en proteínas, usted debe notar que el vientre de su caballo comienza a retraerse. La masa muscular comenzará a desarrollarse de nuevo, y el pelo de su caballo volverá a su estado brillante.

Mantener una dieta de calidad, especialmente en invierno cuando la nieve está en el suelo, es la clave para mantener a su caballo en buenas condiciones. Asegúrate de comunicar su progreso a su veterinario para asegurarle de que está en el camino correcto.

Cuando no es Vientre de Heno

No todas las barrigas grandes son de heno. El abdomen distendido de un caballo puede atribuirse a la enfermedad de Cushing o a una insuficiencia hepática. Los caballos que muerden la cuna (un trastorno de conducta) a menudo tienen el abdomen distendido relacionado con cólicos o úlceras estomacales.

Y un caballo que no parece saludable, pero que tiene un vientre grande, puede tener una carga de parásitos severa que causa hinchazón e inflamación. Por último, las yeguas que han criado varios potros, así como los caballos más viejos, pueden parecer tener un vientre de heno debido a una flojedad estirada de los músculos de la espalda destinados a sostener el estómago.

Preste especial atención a los potros con un vientre grande. Si el potro está mal de salud en general, puede ser necesario el control de parásitos. Además, los potros necesitan una nutrición cuidadosamente equilibrada a lo largo de sus etapas de crecimiento. Pero no los sobrealimente, ya que esto puede causar otros problemas de salud.

Cómo Prevenir el Vientre de Heno

caballo-en-heno

La nutrición adecuada es el primer paso para mantener la salud de su caballo. Siempre alimente a su caballo con heno de alta calidad y aprenda a identificarlo antes de comprarlo. Recuerde, incluso si su pasto parece verde y floreciente, es posible que su césped no satisfaga las necesidades de su caballo una vez que el clima seco cambie en las condiciones ambientales.

Y mientras los caballos pasan la mayor parte de su tiempo pastando, se les puede dar un suplemento o concentrado balanceado para asegurar que estén obteniendo las vitaminas, minerales, proteínas y carbohidratos que necesitan.

El ejercicio regular también ayuda a prevenir la aparición de un torso caído. Cuando un caballo está en forma, los músculos que rodean el vientre están bien tonificados.

Esto es especialmente importante en yeguas de cría y caballos más viejos. Un descanso de la maternidad y la conducción regular ayuda a fortalecer los músculos que sostienen el estómago, al mismo tiempo que contribuye a una digestión adecuada y a la salud de las articulaciones.

Si sospecha que su caballo está enfermo, llame a su veterinario inmediatamente. Para preguntas relacionadas con la salud, siempre consulte a su veterinario, ya que ellos han examinado a su mascota, conocen su historial de salud y pueden hacer las mejores recomendaciones para su mascota.