Las culebras son animales exóticos que la gente o ama, o detesta. No hay puntos medios. Sin embargo, a pesar de sus necesidades ambientales y dietéticas exigentes, podrían ser buenas compañeras en casa siempre y cuando no seas una persona que se impresiona con facilidad. Si deseas tener un hermoso y peculiar reptil conviviendo a tu lado, lee este post para que descubras cómo mantenerla feliz, sana y satisfecha. ¡Te encantará!

Cuidar de una serpiente o culebra sin duda significa un gran reto para su amo. Lo más recomendable es tener conocimientos previos para ofrecerles una vida digna, feliz y larga. Aquí te indicaremos qué debes tener en cuenta a la hora de adoptar a una mascota de esta especie, como sus posibles riesgos, la que mejor se adapta a tu hogar y algunos tips básicos de alimentación y ambiente. Todo avalado por expertos en estos exóticos animales. ¡Toma nota!

Antes de decidirte, ten esto en cuenta

Tener una culebra como animal de compañía es todo un desafío. Pero si estás decidido, debes tener cosas en cuenta. Las serpientes requieren de atenciones y cuidados muy específicos, así que lo mejor es que te documentes sobre el animal que estás adquiriendo. Los puntos más importantes son sus necesidades, hábitos y el tipo de mascota con la que estarás tratando. Y esto sin nombrar las condiciones que debes tener para la convivencia.

¿Representa algún riesgo?

Los riesgos son mínimos siempre y cuando la culebra no sea ni venenosa, ni de gran tamaño. Pero es necesario que sepas que así no sean de estos tipos, todas pueden morder, cosa que duele y podría infectar.

Otro de los riesgos es que el animal pudiera escapar por tener las condiciones inadecuadas. Así que tener en cuenta las recomendaciones de su habitáculo, es fundamental.

El hábitat requerido

Lo primero que debes saber es que su temperatura corporal se adapta a la temperatura ambiental. Para regularla correctamente, las serpientes requieren de una zona caliente en sus tanques con 40 ° y una zona más fría con unos 20°. Algunas de ellas necesitan luz ultravioleta para que su piel reciba Vitamina D para absorber mejor el calcio de sus alimentos.

En cuanto a su tanque, debes tener en cuenta primero la clase de culebra que deseas. Muchas jóvenes pueden empezar siendo pequeñas pero luego crecer considerablemente. Otras especies pueden pesar cerca a los 45 kg cuando están enrolladas. Pero nunca puedes confinar a una serpiente en un espacio reducido, debe ser amplio y con ramas que simulen su hábitat natural.

Alimentación

Las serpientes comen roedores, así que debes estar preparado para alimentar a tu mascota con ratas y ratones. Nunca se ofrecen cuando están vivos porque le ocasionaría fuertes y graves lesiones, así que los recién muertos son los más recomendables. El tamaño de su presa estará determinado por el tamaño que tenga el animal y puede cambiar a medida de que crece o incluso cuando va envejeciendo.

Longevidad

culebra como mascota

Tienen distintos tipos de periodos de vida. Pero en promedio, en una vivienda adecuada y con las condiciones correctas, buena nutrición y en cautiverio, pueden vivir entre 15 y 20 años, y otras entre los 20 y los 30.

Ten en cuenta sus personalidades

Por último, al momento de elegir, tienes que saber que por más lindas que se vean o por más que te llame alguna la atención, su personalidad podría demostrar algo totalmente diferente. Algunas son conocidas por ser más dóciles, otras más agresivas. Así que es recomendable que te asesores con un experto para que se adapte a lo que buscas.

Si eres amante de las decisiones extremas y de las mascotas exóticas, una culebra podría ser tu mejor opción. Adecúale un espacio donde pueda vivir cómodamente, sigue cada recomendación y podrás vivir con un fascinante reptil en casa.